Cerealeras: crean en el Senado una comisión investigadora

Es por las presuntas irregularidades para evadir retenciones a la exportación.

Por
04deAgostode2008a las07:12

Tras el histórico debate sobre las retenciones -en el que se sacaron chispas hace 15 días-, senadores oficialistas y opositores acordaron crear, esta misma semana, una Comisión Especial Investigadora para desentrañar las "graves sospechas" de "elusión impositiva" que caen sobre las grandes exportadoras de oleaginosas y aceites. El monto cuestionado alcanza unos 1.700 millones de dólares.

Hay dos proyectos muy parecidos para crear la comisión investigadora, uno de la UCR y otro del PJ, que serán tratados sobre tablas el miércoles. Ambos cuentan con el más alto aval político: uno tiene las firmas, entre otros, del jefe radical Gerardo Morales y el presidente de bloque Ernesto Sanz. El oficialista está suscripto por el jefe de bancada Miguel Pichetto y el presidente provisional del Senado, José Pampuro, y fue consultado previamente con la presidenta Cristina Kirchner.

Las presuntas irregularidades son porque las exportadoras de granos habrían liquidado impuestos por ventas al exterior que no habían concretado todavía: se hicieron declaraciones juradas de ventas aún antes de la cosecha, justo antes de que aumentaran las retenciones del 27% al 35%, en noviembre pasado.

Los radicales, por caso, se preguntan si "podríamos estar ante un caso de tráfico de influencias y filtración de información sensible sobre las medidas económicas del Gobierno". Y el oficialismo dice que "existen graves sospechas" sobre las declaraciones juradas.

Así, en la mira quedó el sector exportador, que compra a los productores locales descontándoles el precio de las retenciones. Son un puñado de empresas, entre las que se cuentan Cargill, Molinos Río de la Plata, Bunge Argentina y Louis Dreyfuss. Y también Aceitera General Deheza, que es de la familia del senador oficialista Roberto Urquía, ex titular de la Comisión de Presupuesto y quien votó contra la resolución 125.

La Comisión Investigadora tendrá seis senadores, tal vez cuatro oficialistas y dos opositores. La iniciativa del PJ es más osada aún que la de la UCR: dice que tendrá facultades para "solicitar todo tipo de información, escrita u oral, relacionada con los hechos", podrá requerir testimonios "bajo juramento de decir verdad", exigir la exhibición de cualquier clase de prueba "pudiendo revisar y secuestrar libros de comercio", "practicar inspecciones" y hasta "requerir el auxilio de la fuerza pública".

Por Alfredo Gutiérrez.

Temas en esta nota

    Cargando...