Fuerte gesto de Lula y Chávez a Cristina

La presidenta Cristina Kirchner se reunió anoche con su par de Brasil, Lula da Silva; Néstor Kirchner también fue de la partida diplomática.

04deAgostode2008a las07:28

Con la clara intención de mostrar un gobierno en plena gestión internacional y a la espera de buenas noticias en materia de inversiones, la presidenta Cristina Kirchner recibió anoche a su par de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva. Hoy se sumaría a este encuentro el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Se trata del primer gesto en materia de política internacional que dará la Presidenta luego de la crisis que sufrió su gobierno tras el conflicto con el campo y los cambios que hubo en el Gabinete.

Lula arribó ayer, a las 19.30, y luego ofreció a la Presidenta y a su esposo, Néstor Kirchner, una cena en la residencia de la embajada brasileña en Buenos Aires, a puertas cerradas.

La jefa del Estado estuvo acompañada por Kirchner, invitado al ágape especialmente por Lula, con quien mantiene una relación de amistad. Además, la selecta comitiva la integraron el jefe de Gabinete, Sergio Massa; el canciller Jorge Taiana; el secretario legal y técnico, Carlos Zannini; el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé. Lula, en tanto, estuvo con su canciller, Celso Amorim, y su asesor en política exterior, Marco Aurelio García, además de dos ministros más.

La visita de Lula será la más importante para Cristina Kirchner, ya que el presidente de Brasil llegó acompañado por unos 300 empresarios y ayer había expectativas de que se anunciaran inversiones en el país.

El gesto de Lula no es menor para la Presidenta, que entre sus planes iniciales de gestión había manifestado la necesidad de aumentar la llegada de capitales al país por medio de las relaciones internacionales, una intención que quedó trunca tras meses de disputas internas y el fuerte conflicto con el campo.

Ambos presidentes compartirán hoy una jornada completa de actividades. Se encontrarán por la mañana, cuando pronuncien los discursos inaugurales de un seminario económico al que asistirán unos 1000 hombres de negocios y que versará sobre las potencialidades de fortalecer una alianza productiva bilateral. Será en el hotel Sheraton, a las 10.

Luego, compartirán un almuerzo en el Palacio San Martín, acompañados por sus cancilleres, funcionarios de ambas administraciones y por un reducido grupo de empresarios.

El clima político bilateral no es, sin embargo, el mejor. Fuentes del Gobierno comentaron anoche que el vecino país debe explicaciones por su comportamiento en la Ronda de Doha, una semana atrás, en Suiza.

Por directivas de Lula, Brasil apoyó la iniciativa de liberalización de barreras arancelarias industriales en la región sin revisión de los subsidios agrícolas propuesta por Estados Unidos y la Unión Europea en contra de las posiciones de la Argentina, la India y China.

Esa acción, que llevó las negociaciones al fracaso, abrió un roce diplomático, que, dijeron a LA NACION fuentes oficiales, estará sobre la mesa de las conversaciones. De todos modos, explicaron las fuentes, se intentará superar las diferencias en busca de avanzar en un acuerdo del bloque con la Unión Europea. Anoche, Cristina y Lula se saludaron afectuosamente y esperaron juntos en un living hasta que pasaron al salón principal para cenar.

Reunión con Chávez
Hoy por la tarde llegará a Buenos Aires el presidente venezolano, Hugo Chávez, que se sumaría a las conversaciones de Lula y Cristina. Nadie en la Cancillería dio detalles de la agenda, pero dijeron que está previsto que los tres mandatarios compartan una reunión, que dependerá de si coinciden los horarios de partida y llegada de los dos mandatarios invitados.

En rigor, darían así continuidad a una modalidad de trabajo que inauguraron en Tucumán, un mes atrás, en la cumbre de presi

Temas en esta nota

    Cargando...