La fiesta cerró con poco interés ganadero

Pagaron $ 90.000 por una hembra Polo

Por
06deAgostode2008a las07:13

Con otro marco desbordante de público, y la presencia del vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, ayer cerró sus puertas la 122° Exposición Rural de Palermo. Hubo 81.334 asistentes en la última jornada, y así la exposición logró atraer en sus trece días de realización 1.204.059 personas, 8% más que en la edición del año pasado.

Ayer la atención volvió a estar en los remates, en este caso de la raza equina Polo Argentino y la bovina de carne Polled Hereford. Por el lado equino resultó el mayor precio el lote 2217, de Hugo Tassara, una hembra campeona en su categoría adquirida por el polista Guillermo Caset, de Lobos, en 90.000 pesos. Se trata del valor más alto pagado por un animal en esta edición de Palermo. Mientras tanto, un macho de Anay Sur SA se vendió en $ 65.000 a la firma Cinco Vientos.

Como ya ocurrió anteayer con los Angus, los valores en los bovinos Polled Hereford reflejaron la crisis de la ganadería y la falta de expectativas por la intervención del Gobierno. Pese a los 50.000 pesos que Terra Garba, de Carlos Reyes Terrabusi, y Huaca Curú, de Jorge Blanco Villegas, pagaron por el Gran Campeón Macho Polled Hereford de Juan Carlos Sagarzazu, se notó el menor interés y los promedios terminaron algo por debajo de los de 2007 con varios animales sin comercializarse. Así, en machos, contra los 15.921 pesos que en 2007 hicieron de promedio 38 toros Polled Hereford, ayer 31 machos (el 65% de los que salieron a venta) promediaron 14.193 pesos. Gervasio Sáenz Valiente, rematador, opinó que los precios fueron iguales a los de 2007, pero que se esperaba un 20% más.

"En general, los precios son bajos, con promedios aceptables, pero esto no refleja otra cosa que el desánimo", señaló Reyes Terrabusi, presidente de Hereford. Máximo Ayerza, vicepresidente de la entidad, consideró con todo como buenos los valores pese al momento de la ganadería.

El asesor de cabañeros Carlos Ojea Rullán explicó que se vendieron en precios razonables los toros más destacados, pero que la crisis se notó con los reproductores de menor valor. Ayer a no pocos les llamó la atención la falta de interés de productores chicos y medianos y que no se armaran grandes pools de compradores como otros años.

"Lo de las hembras fue horrible", dijo Reyes Terrabusi. El valor máximo lo obtuvo un animal cuarto premio que adquirieron en 24.500 pesos Martín Biscayart y Alfredo Street. No obstante, hubo 17 hembras sin vender y las cinco comercializadas tuvieron un promedio de $ 10.840, inferior a los 12.853 pesos de 2007.

Ayer el senador Adolfo Rodríguez Saá, del peronismo disidente por San Luis, estuvo en la subasta y adquirió cinco reproductores por $ 36.000. Fue la nota de color en un ambiente alicaído.

Por Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...