La faena de hembras vacunas se consolida como la mayor desde 1990

La liquidación de hembras alcanzó, en los cinco primeros meses del año, la mayor participación de los últimos 18 años, con un pico durante el paro, cuando tocó el 50,7%.

Por
06deAgostode2008a las07:17

La matanza de hembras, las fábricas de la futura carne, se consolidó en lo que va del año como la más alta, por lo menos, desde 1990. Así lo consignó el informe económico mensual de la cámara de frigoríficos Ciccra.

Según la entidad, entre enero y mayo de este año, se sacrificaron 2,84 millones de hembras, que conformaron el 49,4% del total de vacunos faenados. La cifra refleja, por otra parte, un crecimiento del 6,5% respecto de la faena de hembras del mismo período de 2007, esto es, 173.306 cabezas más.

Según el informe, además, “la liquidación de hembras no se frenó durante los meses de conflicto. Por el contrario, en mayo la participación de las hembras en la faena total volvió a crecer y llegó a 50,7% del total”.

La anterior marca histórica de “vaquicidios” que consigna el informe, que releva datos de la Oncca desde 1990 hasta la fecha, data de 1996, cuando las hembras constituyeron el 47,8% del total liquidado. Por el contrario, también en los últimos 18 años, la menor matanza de vacas se registró en 2006, cuando alcanzó el 39,6% del total

“Sin entrar a analizar las razones por las cuales los productores consideran inoportuno desarrollar la actividad ganadera en nuestro país, lo cierto es que la liquidación de vientres ya acumuló 20 meses ininterrumpidos”, señala Ciccra.

En cuanto a la faena total, el informe consigna que en mayo pasado volvió a retroceder “como consecuencia de los paros y cortes de rutas masivos llevados adelante por el sector agropecuario en el marco del conflicto” por la Resolución Nº 125 de retenciones móviles. Ese mes, liquidaron 1.090.267 cabezas vacunas, 20,6% menos que el mes previo y 9,9% menos que el mismo mes del año pasado.

Por su parte, la producción de carne también descendió en mayo, con 229.000 toneladas res con hueso (tn r/c/h), un 21,9% menos que el mes previo y 12,2% que en 2007.

Si la caída de la producción superó a la de faena, explica Ciccra, es porque los animales liquidados este año fueron más livianos cayó “por una mayor participación de las categorías más jóvenes”. En la comparación interanual, el peso promedio de los animales bajó 2,6%, de 216 a 210 kilos en gancho.

En los cinco primeros meses de 2008, la producción de carne bajó 3,6% frente al año pasado.

Menos consumo

Según Ciccra, en los primeros cinco meses del año, el alto consumo local de carne vacuna cayó 2% respecto de igual período de 2007, con 1,06 millones tn r/c/h. Calculado por habitante, se ubicó en 64,4 kilos por año.

En junio pasado, consigna el informe, la certificación de exportaciones de carne vacuna “se mantuvo en niveles mínimos, con un total de 14.264 tn peso producto, apenas 6,1% superior al piso registrado en mayo”. Para hallar un volumen menor, hay que remontarse a mayo de 2006, cuando el Gobierno había suspendido los embarques al exterior.

Sin embargo, los despachos consiguieron muy buenos precios internacionales: u$s 93,3 millones FOB, es decir, u$s 6.540 por tonelada. En el primer semestre del año, los despachos promediaron u$s 4.014 por tonelada, 34,9% más que en 2007.

Por Alejandra Groba.

 

Temas en esta nota

    Cargando...