Granos: se acentúa la caída de precios

En poco más de un mes, la soja y el maíz perdieron un 10% de su valor en la Bolsa de Chicago; efecto en el mercado local.

07deAgostode2008a las07:19

El buen momento de las materias primas agrícolas publicitado por igual desde el Gobierno y desde el campo entró en crisis. Y esa crisis, al menos por esta vez, no responde a factores propios, sino al súbito cambio de tendencia en la Bolsa de Chicago, principal punto de referencia mundial para el valor de los granos.

Allí, en poco más de un mes, las cotizaciones de la soja y del maíz cayeron un 10% y dejaron sin sostén a los granos argentinos, que en buena proporción aún siguen guardados en plantas de acopio y en los mismos campos, tras la prolongada parálisis que implicó el conflicto entre el sector y el Gobierno en torno de la resolución 125, que imponía derechos de exportación móviles.

Ayer, al igual que el lunes y el martes, las pizarras de Chicago quedaron en rojo. La soja se cotizó a 445,89 dólares por tonelada y el maíz, a 199,99 dólares, contra los 498,06 y los 222,43 dólares, respectivamente, del cierre del viernes pasado. En el mercado local la oleaginosa se negoció a 840 pesos por tonelada y el cereal a 400, muy lejos de los 1000 y de los 530 pesos a los que llegaron a cotizarse durante los primeros días de junio.

Entre las razones que desataron la tendencia bajista se destacan la caída del precio del petróleo, que influye fuertemente sobre los granos a partir del impulso otorgado en los Estados Unidos a la producción de agrocombustibles, y la apreciación del dólar respecto de monedas como el euro y el yen, que les quita poder de compra a los principales bloques demandantes de materias primas agrícolas.

Pero el factor de mercado que más ha tenido que ver con el brusco cambio de tendencia de las cotizaciones fue el clima. Ocurre que luego de las inundaciones que afectaron amplias zonas de producción de los Estados Unidos durante junio, y que dispararon el precio de los granos hasta niveles récord, sobrevino un súbito cambio de patrón climático que contribuyó al secado superficial de los campos y dejó en ellos la humedad óptima para la evolución de los cultivos de la cosecha gruesa (soja y maíz) en los principales estados productores (Iowa, Illinois, Indiana, Ohio, Missouri). Esto hizo que a las grandes subas de junio sobrevinieran las fuertes bajas actuales.

Hoy los especialistas están estimando niveles de producción de soja y maíz estadounidenses superiores a los esperados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés).

?La pregunta que más me han hecho los clientes en los últimos días es cuándo se termina esto?, dijo a La Nacion Ricardo Baccarin, vicepresidente de la corredora Panagrícola SA. Añadió que, lamentablemente, cuando se dan movimientos tan bruscos resulta casi ?imposible anticipar el futuro inmediato?.

Fondos en fuga
Todos los factores antes descriptos fueron la razón propicia encontrada por los fondos de inversión para huir del mercado de materias primas agrícolas, con la intención de evitar mayores pérdidas y preservar las ganancias acumuladas en los meses anteriores. ?Los fondos ayudan a exagerar los movimientos del mercado. Cuando se generan subas o bajas, estos actores son proclives a la sobreactuación, que exacerba las tendencias, en este caso negativas?, dijo Adrián Seltzer, de la corredora Granar SA. El analista no descartó que la sobreventa liderada por estos operadores genere alguna recuperación técnica en las próximas ruedas.

Seltzer agregó que la recategorización que se está haciendo en EE.UU. de los distintos fondos que operan en Chicago está obligando a algunos de esos actores a desprenderse de importantes cantidades de contratos, de modo de adecuarse a los límites permitidos para cada uno. Y esto suma una razón más a las bajas.

Otra singular influencia bajista ejercen los Juego

Temas en esta nota

    Cargando...