Las retenciones móviles ahora beneficiarían al campo

Con el desplome de los precios externos, los productores ahora comenzarían a beneficiarse con la polémica resolución 125.

Por
07deAgostode2008a las07:37

Las quejas agropecuarias por las retenciones móviles al 50% con un valor de la soja por encima de u$s 600 por tonelada quedaron atrás. Porque con el actual contexto internacional de caída de los commodities agrícolas, que determinaban ayer una baja en la cotización de la oleaginosa de 26% desde principios de julio, no son pocos los que comenzarán a anhelar seguramente la polémica resolución 125, y su modificatoria la resolución 64, al menos en la curva descendente que establecían. Al menos en el terreno de la especulación.

Si las retenciones móviles siguieran vigentes, a la cotización de Chicago de ayer, u$s 449 por tonelada, la soja debería tributar 39,7% de derechos de exportación. Todavía resta que los precios internacionales del poroto caigan otros 62 dólares para llegar a la cotización que la tablita de Lousteau, y luego la modificatoria de Carlos Fernández, se ubique para un nivel de retenciones de 35% (como la alícuota actual fija).

Pero el caso del maíz y el trigo es más contundente. Ambos cereales, a los que el Gobierno dijo querer incentivar apenas lanzó la polémica 125, hoy estarían tributando entre 1,7 y 4,3 puntos porcentuales menos que con las –luego del voto negativo del Senado– repuestas retenciones fijas de 25% y 28%, respectivamente.

Eso porque el valor del maíz (Fob índice de Secretaría de Agricultura y el cierre de los futuros a diciembre en Chicago) coincidieron ayer en u$s 207 por tonelada, con lo que con el esquema móvil que rigió entre mediados de marzo y mediados de julio tributaría retenciones por 23,3%.

El caso del trigo es diferente, dado que sus exportaciones no están liberadas como lo están las de la soja y el maíz (al menos de momento), para garantizar abastecimiento interno y contención de los valores de la harina y el pan.

El FOB informado ayer por la Sagpya fue de u$s 310 por tonelada. En Chicago, el cereal cerró a u$s 290. Con retenciones móviles, el cereal debería tributar con el FOB índice 24,8%, mientras que si se tiene en cuenta el cierre de Chicago, la alícuota sería de 23,3%, muy por debajo del 28% actual.

Aunque en el sector de la producción agropecuaria nunca se criticó la movilidad de las retenciones en sí misma, sino los niveles que la alícuota representaba para valores que hoy la soja ha abandonado, siempre consideraron indispensable que se incentivara la producción de los cereales, con reducciones considerables en el gravamen.


Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...