Tres asunciones con señales de "apertura"

Juraron Bauer y dos funcionarios de la concertación plural.

Por
07deAgostode2008a las07:42

Con una fuerte apuesta a mostrar apertura en momentos en que la concertación plural va camino del fracaso, la presidenta Cristina Kirchner presentó a sus nuevos colaboradores, entre ellos un radical K y un socialista, con toda la pompa habitual de las juras de ministros.

Fue ayer por la tarde, en el Salón Blanco de la Casa Rosada, donde la Presidenta le tomó juramento al socialista Oscar González, nuevo secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete; al radical Gustavo López, como subsecretario general de la Presidencia, y al cineasta Tristán Bauer, como director del Sistema Nacional de Medios.

El acto se organizó en una suerte de reivindicación por parte del Gobierno de la concertación plural después del enojo presidencial con Julio Cobos por su voto en contra a las retenciones móviles. El gran ausente fue justamente el vicepresidente.

Fue una ceremonia corta y emotiva, sobre todo porque González tomó el lugar que dejó su compañero de partido Jorge Rivas, después de haber quedado con graves lesiones físicas tras el violento asalto que sufrió el año pasado. Su esposa, Sandra Cozzo, estuvo ayer en el acto por pedido del propio González y recibió un largo abrazo de Cristina Kirchner. La mujer no pudo contener las lágrimas ante el saludo de la mayoría de los invitados.

Críticas a Cobos
La presentación de los nuevos funcionarios no estuvo exenta de críticas hacia Cobos. Gustavo López, que fue su vocero en la campaña presidencial, cuestionó el voto del vicepresidente en el Senado. Ante los periodistas, el hombre que será el segundo de Oscar Parrilli en la Secretaría General de la Presidencia opinó también sobre la sorpresiva visita del mendocino a la muestra de la Sociedad Rural, anteayer: "Lo hizo a título personal porque claramente el Gobierno decidió que no enviaría representantes".

Entre los invitados también estuvieron los gobernadores de la concertación Miguel Saíz (Río Negro) y Jorge Sapag (Neuquén).

"Esta asunción significa una fuerte apuesta a la concertación para redoblar el compromiso con la ciudadanía", dijo López, que antes ocupaba el cargo en el que ayer juró Bauer.

En la puesta en escena "concertadora", sobresalieron los ya clásicos artistas K como Horacio Fontova, los hermanos Korol y Daniel Aráoz, que suelen animar los actos kirchenristas. También estuvo entre los invitados el sociólogo Ricardo Rouvier, el asesor que eligió la Presidenta para mejorar su imagen después de la crisis política tras la pelea con el campo.

Bauer fue el más ovacionado de la tarde. Y no bien juró, el cineasta y creador del canal educativo Encuentro anunció su primera medida: nombró a Martín Bonavetti como director ejecutivo de Canal 7, en el lugar que dejó la conductora y periodista Rosario Lufrano, que abandonó el cargo después de la renuncia de Alberto Fernández a la Jefatura de Gabinete. Bonavetti ya se desempeñaba en el canal como director artístico.

Bauer, no obstante, no pudo lograr uno de sus primeros pedidos: que su área saliera de la órbita de la Secretaría de Medios, a cargo de Enrique Albistur, para que pasara a depender directamente de la Presidencia.

Temas en esta nota

    Cargando...