La Aduana empezó a reclamar a los exportadores por retenciones retroactivas

Algunas empresas deben pagar los ajustes a mediados de mes. Hay resistencia. Pero si no lo hacen, la Aduana podría sacarlos del registro de exportadores.

Por
08deAgostode2008a las07:15

Las empresas exportadoras de granos y subproductos comenzaron a recibir los reclamos de la Aduana para que paguen retenciones retroactivas por unos u$s 2.000 millones, correspondientes a la comercialización de 24 millones de toneladas.

Existe una gran resistencia por parte del sector a pagar estos ajustes porque los consideran inconstitucionales, por lo que se avecina una fuerte pelea que puede durar varios meses y que podría impactar en el comercio de granos.

Si bien el Gobierno necesita de los recursos provenientes de las retenciones y, por otra parte, buscará evitar una escalada del dólar, la Aduana tiene toda la potestad para quitarlos del registro de operadores a todos aquellas empresas que se rebelen y no paguen estos ajustes.

Se trata de ventas que las firmas registraron entre noviembre y marzo, anticipándose a los dos aumentos en las retenciones que se efectivizaron en ese período. Hacia fin de año, los derechos de exportación subieron de 27% a 35%, en el caso de la soja, y el 11 de marzo volvieron a incrementarse, bajo el esquema móvil, 9 puntos. En ese lapso, el Gobierno impulsó una ley –conocida como Martínez Raymonda– mediante la cual obligó, de manera retroactiva, a certificar que al registrar la venta tenían la mercadería comprada. De lo contrario, debían pagar la retención vigente al momento del embarque.

La mayoría de los exportadores no tenían los granos comprados, por lo que ahora el Gobierno les quiere cobrar, por todas esas operaciones, el derecho que regía en el momento del envío de la mercadería.

La Aduana empezó a intimar a los operadores para que paguen este ajuste y las primeras fechas de vencimiento son entre el viernes 15 y el miércoles 20 próximos. Es por ello que las empresas están abocadas a diseñar las estrategias legales para afrontar esta situación, que consideran “inconstitucional”. “Nuestros abogados están analizando la situación y viendo qué conviene hacer”, explicó un empresario del sector.

Las firmas que puedan certificar que tenían la mercadería comprada simplemente deberán presentar la documentación pertinente, pero las que no se verán en la obligación de pagar y luego, si así lo deciden, presentarse a la Justicia por la ilegalidad del cobro retroactivo. De lo contrario, la Aduana tiene las facultades para quitarles el registro de operador, señaló, con gran preocupación, un exportador.

La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que dirige Ricardo Echegaray, estimó que de las 24 millones de toneladas que se registraron entre noviembre y marzo, apenas 6 millones pudieron avalar la tendencia de los granos. Según fuentes de la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (Ciara), el monto de u$s 2.000 millones realizado por el organismo es totalmente “objetable” porque “no tiene en cuenta las compras”. “La Oncca tomó algunos de los formularios de compra y los cotejó con las declaraciones de venta, pero se olvidó de considerar algunas tendencias”, precisaron las fuentes.

Por Natalia Donato.

Temas en esta nota

    Cargando...