Con gestos, el Gobierno busca cambiar el clima en la relación con el campo

El titular de la ONCCA mostró otro estilo. Y los recibió el gobernador Urribarri.

Por
08deAgostode2008a las07:34

Para decir que acá hay un cambio hay que ver políticas que vayan en el sentido que venimos reclamando", dijo el martes, incrédulo, el titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, luego de la reunión con el nuevo secretario de Agricultura, Carlos Cheppi. Pasaron pocas horas y el Gobierno comenzó rápido a recuperar crédito entre las entidades.

Los gestos oficiales para recomponer la relación con el sector han sido abundantes en las últimas horas. Tanto énfasis ponen los funcionarios en la "necesidad de diálogo" que son varios los ruralistas que se pellizcan para creer.

Primer dato: en sus primeras declaraciones, Cheppi señaló que en caso de modificar la política agrícola (incluyendo las controvertidas retenciones) antes "se consensuará" con la Mesa de Enlace, para "cometer la menor cantidad de errores posibles". Luego de cuatro meses de peleas y acusaciones cruzadas, estas palabras sonaron a música en los oídos camperos. El secretario, incluso, se mostró a favor de la tan mentada segmentación de pequeños productores.

Frente al visible giro, la gran duda de las huestes del campo era si Cheppi contaría con poder suficiente como para alinear a otros actores que tallan en la política sectorial, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y el titular de la ONCCA, Ricardo Echegaray.

Ayer quedó claro que Cristina Kirchner dio instrucciones al respecto. Echegaray --como nunca antes-- mantuvo reuniones cordiales primero con la cadena agrícola y después con el sector frigorífico. En los dos casos, ratificó la política de controlar las exportaciones. Pero atendió a los reclamos y hasta prometió correcciones "operativas" para facilitar los embarques.

Otra señal: Cristina subió ayer a Cheppi al avión que los trasladó a Mendoza, al tiempo que desde la Rosada se informó que la Presidenta viajará a Río Negro en breve, para firmar un Plan Frutícola Integral que distribuirá en la región 70 millones de pesos anuales.

La onda pacificadora no se limitó al Ejecutivo Nacional: algunos gobernadores también comenzaron a limar asperezas. Fue el caso del kirchnerista Sergio Urribarri, de Entre Ríos, que ayer recibió a la Mesa de Enlace local encabezada por el combativo Alfredo De Angeli. Urribarri, uno de los gobernadores más críticos del campo durante el paro,: prometió medidas. Después se vieron con el ex gobernador, Jorge Busti. 

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...