Caras serias para el diálogo que comienza

Cheppi se reunió con la Comisión de Enlace y dijo que actuará por consenso. Hay muchos temas pendientes.

Por
09deAgostode2008a las08:20

El 2008 está resultando un año muy complicado para el campo y la agroindustria. Al largo conflicto por las retenciones móviles, ahora se suma una dura baja en los precios de los granos, que configuran un nuevo escenario en el que los productores y las empresas deberán comenzar a moverse.

Para poder hacerlo con menos incertidumbre, despejar algunas dudas políticas resultará un factor de inestimable ayuda.

En esa línea, el reinicio del diálogo con el Gobierno fue un paso que todas las partes destacaron. El encuentro, entre la Comisión de Enlace y el nuevo secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, se produjo el martes, el mismo día en que terminaba una edición de La Rural de Palermo que registró un vacío oficial nunca antes visto.

Pero todos, tras ese encuentro, manifestaron la voluntad de mirar hacia adelante, más allá de choques del pasado reciente. Es una necesidad compartida. El Gobierno sufrió el golpe de la caída de las retenciones móviles, mientras que el campo tiene muchas cuestiones irresueltas, y es necesario tener un interlocutor válido para encaminar las soluciones necesarias.

Pero la reunión con Cheppi, concretada tras una indicación de la presidenta Cristina Fernández, fue sólo uno de los encuentros que mantuvo el Gobierno con el sector esta semana. Otros dos fueron llevados a cabo por el titular de la ONCCA, Ricardo Echegaray, con las cadenas de la producción y exportación de granos y carne.

Hasta la gestión anterior en Agricultura, de Javier de Urquiza, la ONCCA parecía funcionar con extrema autonomía de la cartera agropecuaria. Ahora, una de las cuestiones que deberán resolverse es quién será el interlocutor del sector: si Agricultura, la ONCCA o, simplemente, cada uno en las cuestiones que le corresponden.

No es un tema menor, porque tener un interlocutor válido, y que éste sea capaz de encaminar el diálogo y encontrar las soluciones, es fundamental para el agro.

Una de las cuestiones para analizar es si habrá o no un nuevo régimen de retenciones. Cheppi dijo que cualquier cambio se hará por consenso, un gesto que fue bien recibido por las entidades.

Otra cuestión, clave, es el régimen de exportación de granos. En ese punto, los exportadores sostienen que las normas de la ONCCA impiden el normal desarrollo de los negocios, mientras el organismo encabezó una ofensiva para reclamarles 1.700 millones de dólares que -sostiene- hay de diferencia entre lo que pagaron por retenciones y lo que deberían haber abonado.

Los exportadores, nucleados en CIARA, dicen que cumplieron con todas las normas legales. Pero la disputa complica fuerte el comercio granario y es una de las cuestiones que, para un nuevo tiempo, se deberán resolver.

Sergio Persoglia.

 

Temas en esta nota

    Cargando...