Crece el pedido de las provincias por una nueva coparticipación

Gobernadores kirchneristas y opositores exigieron cambios en el reparto de fondos.

11deAgostode2008a las07:42

Los gobernadores de las provincias que concentran la mayor parte de la población del país reclamaron a la presidenta Cristina Kirchner un reparto equitativo de los recursos nacionales y que el Gobierno convoque a los mandatarios a discutir una nueva ley de coparticipación federal, un tema que por mandato constitucional está pendiente desde 1996.

En un sondeo efectuado por LA NACION, los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Daniel Scioli (Buenos Aires), Hermes Binner (Santa Fe), Celso Jaque (Mendoza) y Mauricio Macri, jefe de gobierno porteño, pidieron cambiar la coparticipación.

También lo sugirieron Mario Das Neves (Chubut), Oscar Jorge (La Pampa), Luis Beder Herrera (La Rioja) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis).

Sergio Uribarri, de Entre Ríos, no opina en forma pública. Pero un intendente cercano, Osvaldo Viano, de Feliciano, aseguró que Uribarri se lo planteó a la Presidenta.

En cambio, distritos pequeños como Santiago del Estero, Jujuy, Formosa, Tucumán, Salta, Santa Cruz o San Juan, dependientes del poder político, no apuran la ley.

Pero admiten que el sistema está "agotado". Y que reciben más recursos de los que aportan sus habitantes con sus impuestos, por lo cual no confrontarán con la Casa Rosada.

La discusión es compleja y de larga data. La falta de recursos de provincias y municipios agudizó el malestar del interior con la Nación, que mes a mes anuncia superávit fiscal.

La crisis del campo y sus remezones en la economía acentuaron las críticas a la administración centralizada y discrecional del gobierno de Cristina Kirchner. El modelo lo instituyó el ex presidente Néstor Kirchner y lo continuó su esposa y actual jefa del Estado.

La primera queja fue del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Aseguró a LA NACION que "hay que discutir la nueva ley de coparticipación para distribuir impuestos, porque la que rige hoy no sirve".

Su par bonaerense, Daniel Scioli, leal a la Casa Rosada, coincidió ante LA NACION: "En algún momento eso se tiene que poner en el debate. Es importante. Está pendiente desde la reforma constitucional de 1994".

En efecto, la Constitución reformada en 1994 dispuso una cláusula transitoria para aprobar en 1996 una nueva ley de coparticipación, hecho que nunca ocurrió. La entonces senadora y convencional constituyente Cristina Kirchner batalló por esa ley (de lo que se informa por separado).

Como presidenta, en cambio, Cristina Kirchner no incluyó el tema en la agenda de su "proyecto productivo federal". "Es imposible poner de acuerdo a todos los gobernadores", confió a LA NACION un ministro nacional, dando por sentado cuál será la estrategia del Gobierno en este controvertido tema.

Según un reporte de Economía & Regiones, de la masa de recursos coparticipables, en el primer semestre de 2008, sólo el 31,5% se distribuyó entre las 24 provincias. El mínimo de transferencias al interior debería ser del 34% según el artículo 7° de la actual ley 23.548.

Así, la Nación retuvo el 68,5% de los impuestos recaudados. Y dentro ese sobrevaluado presupuesto puede reasignar, como hizo en 2008, partidas por $ 3500 millones mediante las facultades delegadas o "superpoderes". Ese manejo centralizado es cada vez más cuestionado. En rigor, esa competencia debería ejercerla el Congreso. Pero delegó ese poder en el Ejecutivo tras la controvertida reforma al artículo 37 de la ley de administración financiera, considerada por muchos un debilitamiento institucional de los principios del federalismo.

Hasta los años 90, la Nación y las provincias se dividían recursos casi por mitades: 45% una y 55% las otras. Los impuestos distorsivos, como las retenciones a las exportaciones y el impuesto al cheque, no son coparticipables y ello

Temas en esta nota

    Cargando...