El dinero de los ahorristas regresó a los bancos en julio

En los tres meses anteriores, los plazos fijos en pesos de individuos habían caído 7% ($ 2.500 millones), pero el mes pasado repuntaron 3,6% ($ 1.200 millones).

11deAgostode2008a las07:50

Los plazos fijos en pesos volvieron a crecer en el mercado local en julio y con bastante ímpetu. Según los datos del Banco Central (BCRA), el mes pasado se sumaron $ 3.125 millones al stock de colocaciones a plazo del sector privado. Pero lo más llamativo es que, tras tres meses de indiferencia, los pequeños ahorristas han regresado a los bancos: el BCRA informa que las colocaciones de individuos avanzaron un 3,6% en julio, después de caer más de 7% en los tres meses anteriores.

Al parecer, al calmarse el nerviosismo tras la resolución del conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario, los ahorristas decidieron volver lentamente al banco. Con el ánimo más tranquilo, muchos de ellos salieron a aprovechar las mejores tasas de los plazos fijos, que se encuentran bastante elevadas respecto de los niveles de principios de año. En este contexto, el mes pasado los plazos fijos de individuos crecieron $ 1.227 millones o, lo que es lo mismo, un 3,6%. El avance es significativo, si se tiene en cuenta que entre fines de marzo y principios de julio –en los meses que duró la crisis del campo– los individuos retiraron más de $ 2.500 millones de plazos fijos, es decir, el 7% del total.

Mientras tanto, el total de los depósitos a plazo del sector privado –considerando también las colocaciones de más de un millón de pesos– sumaron $ 3.125 millones en julio, es decir que crecieron un 5%. Las colocaciones totales se habían estancado, pero no habían caído en los últimos meses. Esto fue gracias a que las empresas y los inversores institucionales nunca retiraron su dinero de los bancos sino todo lo contrario: salieron a depositar con más fuerza, con el fin de aprovechar el avance de las tasas bancarias que habían llegado a ubicarse en el 18% anual –antes del conflicto no superaban el 10%–. En ese contexto, desde fines de marzo hasta ahora los depósitos mayoristas aumentaron $ 4.536 millones, es decir, un 19%.

Volviendo a la normalidad

Sin embargo, desde el voto “no positivo” del vicepresidente Julio Cobos en el Senado, en el sistema financiero local las cosas se han ido normalizando. Los ahorristas volvieron a los bancos y, gracias a ello, las entidades han podido bajar las tasas de interés que pagan por los plazos fijos. Según un relevamiento del sitio de Internet Notibancos.com, desde el 17 de julio –día en que se votó la derogación de la Resolución 125– hasta el 1 de agosto último algunos bancos redujeron hasta en 300 puntos básicos el rendimiento que pagan por una colocación minorista.

“Podemos confirmar lo que vienen anunciando las noticias en los últimos días acerca de la baja de las tasas de interés”, dice el informe. Según ese relevamiento, de los 21 bancos encuestados 6 han bajado las tasas pasivas. “Las disminuciones oscilan entre 1% y 2,95%”, indica el estudio, que asegura que las entidades extranjeras como el Santander Río, el HSBC y el Citi han sido los que más bajaron las tasas, al tiempo que el Banco Galicia hizo justo lo contrario. De hecho, esa entidad decidió ajustar hacia arriba la tasa de interés que paga en todos los tramos, en alrededor de un 0,5%.

“La tasa promedio de la muestra de bancos arroja tasas del 11,1%; 11,51% y 12,13% para los tramos a 30, 60 y 90 días respectivamente”, indica Notibancos. “Estas cifras son levemente inferiores respecto al relevamiento anterior (-0,55%). Resta saber si la tasa activa empezará a acompañar el mismo movimiento experimentado por la tasa de plazos fijos”, agrega el estudio.

La baja de las tasas para plazos fijos minoristas está en línea con la que mostraron las colocaciones mayoristas. De hecho, la tasa Badlar bancos privados –la que pagan las entidades po

Temas en esta nota

    Cargando...