Debaten un proyecto de ley para regular la medicina prepaga

El Gobierno busca controlar los precios.

12deAgostode2008a las07:21

El Gobierno decidió impulsar un proyecto de ley para regular la actividad de la medicina prepaga, luego de que en la Cámara de Diputados perdió vigencia un dictamen dado a una iniciativa similar dos años atrás. El trámite comenzaría en el Legislativo el martes próximo, según dijo a La Nacion el diputado Juan Sylvestre Begnis (Frente para la Victoria-Santa Fe), presidente de la Comisión de Acción Social y Salud Pública.

Entre sus puntos principales, el texto al que se dará empuje ?presentado en el Congreso seis meses atrás por la diputada Patricia Vaca Narvaja (Frente para la Victoria-Córdoba)? promueve la creación de una comisión oficial que deberá autorizar los aumentos de cuotas, y busca limitar el encarecimiento que sufren los planes de salud por razones de edad de los afiliados.

Según el superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, se busca beneficiar tanto a los afiliados como a los empresarios del sector, al "dar garantías a quienes quieran invertir". Pero los responsables de las entidades rechazan varios puntos del proyecto y esperan ser convocados para expresar sus objeciones en el Congreso.

De ser aprobada, la regulación tendrá alcance para todas las empresas de medicina prepaga, las entidades sin fines de lucro que ofrecen coberturas de salud y las obras sociales sindicales o de directivos (sólo para los planes que venden a afiliados voluntarios).

Las disposiciones
Los principales puntos contemplados en la iniciativa son los siguientes:

* Prestaciones: se ratifica que, como mínimo, las entidades deben cubrir en todos sus planes el Programa Médico Obligatorio (PMO) y sólo se habilitan planes parciales para odontología, emergencias e internación domiciliaria. En realidad, ya existe una ley que dispone esa exigencia. Pablo Giordano, presidente de la Asociación de Entidades de Medicina Privada (Ademp), sostuvo que debería abrirse la posibilidad de ofrecer coberturas parciales según la necesidad de los afiliados, lo que ampliaría el acceso al sistema.

* Cuotas: se prevé que los aumentos sean aprobados por la comisión permanente que crea la ley, integrada por la Superintendencia de Servicios de Salud y el Ministerio de Economía. Según comentó Vaca Narvaja, el objetivo es que ante esa comisión las empresas documenten la suba de costos con la que intentan justificar cada aumento de precios. Hugo Magonza, vicepresidente de Ademp y secretario de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami), cuestionó la idea de posibles impedimentos al aumento de cuotas, mientras que, por diferentes vías, se encarece la prestación del servicio, por ejemplo, por leyes que suman cada vez más coberturas.

* Edad: se prohíbe que sea la causa de rechazo de una afiliación y se instruye a la superintendencia a reglamentar el alza de cuotas por razones de edad; las personas que lleven más de 10 años en el sistema no podrán sufrir ajustes justificados en su edad.

* Carencias: los períodos durante los cuales no se darán determinadas prestaciones al inicio de un contrato serán establecidos para todo el sistema por la autoridad de aplicación.

* Preexistencias: por las enfermedades que un paciente ya tiene al afiliarse, los contratos podrán prever un plus a la cuota para la atención de esa afección o bien un período de carencia para su tratamiento.

* Control prestacional: lo ejercerá la Superintendencia de Salud.

* Solvencia: habrá un capital mínimo para las empresas, que además deberán constituir una reserva técnica.

"Apoyamos la idea de regular, pero la regulación no es garantía de nada si no está bien hecha", consideró Claudio Belocopitt, vicepresidente de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (Cimara), que sostuvo que hay que cuidar la viabilidad de las empresas. Según el

Temas en esta nota

    Cargando...