Crece la expectativa por el futuro de Moreno en medio de la presión para desplazarlo del Gobierno

En todos los gobiernos hay cosas que cumplen un objetivo en un período y luego hay que ajustarlas, dijo Kunkel, sin dar más precisiones sobre posibles cambios en el Indec; Macri advirtió que los índices "desacreditan" al país en el exterior; Carrió dijo que se "busca una salida inviable"; para Blejer, es "fundamental" devolver credibilidad a la entidad.

13deAgostode2008a las13:14

En medio de la expectativa creciente por el futuro de Guillermo Moreno y las versiones sobre su posible alejamiento del Gobierno, no ceden las críticas de la oposición y otros sectores para que el polémico secretario de Comercio sea desplazado. Desde la Casa Rosada, en tanto, deslizaron la posibilidad de que haya cambios, aunque sin dar precisiones sobre si las modificaciones ocurrirán en el Indec y respecto del cuestionado funcionario, blancos de todas las críticas.

"En todas las cuestiones y gestiones de gobierno hay cosas que cumplen un objetivo determinado en un período y que luego es necesario ajustarlas, corregirlas, hacer cosas. Yo no descarto que eso sea necesario, pero no estoy en condiciones de mencionar con precisión qué es lo que se va a hacer al respecto", aseguró el diputado ultrakirchnerista Carlos Kunkel ante una consulta sobre si la presidenta Cristina Kirchner está evaluando cambios en el Indec que incluyan la salida de Moreno del Gobierno.

Más creíble. Ayer, Kunkel había defendido a ultranza la tarea de Moreno al frente del Indec. "Otros funcionarios, en otras épocas, estaban ahí, no tomaban ninguna medida ni acertada ni equivocada para parar los abusos que se cometían contra los consumidores y no vi que nadie se indignara ni contestara", había dicho el legislador.

Además, había afirmado que la inflación oficial es "más creíble" que la opinión de lo que llamó "supuestos especialistas económicos privados". Sin hablar directamente de Moreno, esta mañana, Kunkel volvió a elogiar el trabajo del Indec. "Lo que es evidente que ninguna medida que hemos tomado ha sido en perjuicio del pueblo argentino".

En este contexto, se quejó por lo que describió como "anuncios agoreros", que atribuyó a los medios, y sentenció: "Todas estas campañas mediáticas evidentemente erosionan la confianza, provocan situaciones que no son las queridas".

Margen. Por otra parte, Kunkel evitó confrontar con el jefe de la bancada kirchnerista en diputados Agustín Rossi, quien ayer había coincidido con el diagnóstico opositor de que el Indec necesita "una dosis de credibilidad".

"Esto no es un partido de corte stalinista, verticalista y cerrado, sino que hay márgenes para opiniones y cada vez que hay una situación que hay que analizar e impulsar se busca cómo lo podemos solucionar", señaló respecto de una posible reacción del PJ a los inesperados dichos de Rossi.

No obstante, en declaraciones a radio Continental, deslizó: "Siempre tratamos de dar la discusión en forma interna para no llevar a un aquelarre o a una confusión al conjunto de la ciudadanía", en una velada crítica a la conducta del diputado santafecino.

Más temprano, Mauricio Macri, Elisa Carrio y el ex presidente del Banco Central Mario Blejer reclamaron cambios en el organismo.

"Disparate". El jefe de gobierno porteño se refirió al último índice de inflación difundido por el Indec, que ubicó ese valor en 0,4 por ciento. "Es otro disparate que lo único que hace es desacreditarnos externamente y generar aumento de desconfianza interno", advirtió el titular de Pro.

Por su parte, la líder de la Coalición Cívica planteó que las estadísticas del Indec constituyen "la base de la mentira sobre la que el Gobierno intenta construir una salida económica inviable".

En la misma línea, Carrió añadió: "Los problemas son tan graves que estamos en final de fiesta y en la Argentina el final de fiesta s

Temas en esta nota

    Cargando...