Más oficialistas se sumaron a las críticas al INDEC y a Moreno

La vicepresidenta de Diputados, Vaca Narvaja, reclamó más transparencia. Y el kirchnerista Kunkel, que lo defendía, ahora habla de correcciones. En el Gobierno siguen negando cambios.

14deAgostode2008a las07:33

Más voces del oficialismo se sumaron a las críticas a la situación del INDEC y a Guillermo Moreno. "No podemos dejar esto en manos de la oposición y del mercado", justifican los funcionarios cuando se les pregunta por qué ahora ven deficiencias en lo que hasta días atrás defendían enfáticamente.

Ayer, el escenario político se llenó de rumores sobre el futuro del organismo de estadísticas y la Secretaría de Comercio. Desde renuncias a nombres de reemplazos de quienes hoy ocupan esas criticadas poltronas fueron motivo de idas y vueltas (ver pág. 4). Las críticas que se escucharon fueron alimento de esas versiones.

La primera en salir a la palestra fue Patricia Vaca Narvaja, kirchnerista, vicepresidenta de la Cámara de Diputados. La misma que la semana pasada consiguió que Cristina Kirchner diera impulso a su proyecto de regular las prepagas. "Lo cierto --dijo-- es que al INDEC, este índice nadie se lo cree". Y fue más allá: "Tenemos que trabajar fuertemente en recuperar la credibilidad" del organismo.

Vaca Narvaja casi calcó las declaraciones que había hecho el día anterior otro de sus encumbrados compañeros de bloque, el jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, quien también reclamó transparencia. Y quien agregó que "el INDEC tiene un nivel de desconfianza en el conjunto de la sociedad". Tanta fue la coincidencia que Vaca Narvaja ayer citó a su colega: "Lo que Agustín plantea es describir la realidad objetiva del descreimiento que hay en el INDEC."

En el entorno de Rossi decían anoche que el diputado había hecho gestiones para evitar que otros legisladores copiaran sus reclamos y hubiera así un "efecto clamor" de kirchneristas contra Moreno. Pero hubo otras síntonías.

"No podemos dejar las críticas en manos de la oposición y el mercado --señaló una fuente calificada--. Porque si no, cuando finalmente se decida intervenir en el INDEC, sería como entregar los cambios a quienes hoy están haciendo de esto política o a quienes tienen intereses creados". Pero la situación va más allá que sólo un posicionamiento frente a una realidad que prevén cambiará en el corto o mediano plazo. "Hoy en casi todo el oficialismo hay algún tipo de consenso respecto a que sobre las estadísticas oficiales hay un fuerte problema de credibilidad y que hay que hacer algo para transparentarlas."

En ese contexto, es interesante analizar el giro de opiniones que hizo Carlos Kunkel, habitual vocero de los puntos de vista oficialistas. El martes, el diputado había defendido vehementemente a Guillermo Moreno. Había dicho que la inflación oficial era "más creíble" que la de "supuestos especialistas económicos privados que dicen que es de más del 30%". Pero ayer, como viendo un cambio de aires en el oficialismo, enfocó el mismo tema con otro cariz.

Primero, Kunkel aclaró: "Tratamos de dar siempre la discusión en forma interna para no llevar a un aquelarre o a una confusión al conjunto de la ciudadanía". Pero después descargó su opinión, que ya no defiende a la gestión de Moreno sin poner límites. "En todas las cuestiones y gestiones de gobierno --dijo el legislador oficialista-- hay cosas que cumplen un objetivo determinado en un período y que luego es necesario ajustarlas, corregirlas, hacer cosas". Y por eso agregó: "Yo no descarto que eso sea (necesario), no estoy en condiciones de mencionar o de escribir con precisión qué es lo que se va a hacer al respecto" del INDEC.

El miércoles, la defensa de Moreno por parte de Kunkel había contrastado con las ya citadas declaraciones de Rossi. Y con las del presidente del Banco Provincia, Guillermo Francos, un hombre ligado al gobernador Daniel Scioli. Francos habí

Temas en esta nota

    Cargando...