Las pymes sienten un fuerte enfriamiento de la economía

A contramano de los datos positivos del Indec, las pequeñas y medianas industrias atraviesan un año recesivo, según el Observatorio Pyme de la UIA.

14deAgostode2008a las07:35

Si bien la economía sigue creciendo por encima del 8%, según datos del Indec que ayer adelantó la presidenta Cristina Fernández, las ventas de las industrias de pequeño y mediano porte caen en picada.

Las pymes industriales registraron el trimestre pasado una contracción en su actividad del 8,4% interanual y suma seis meses en franco retroceso. Así surge del último reporte del Observatorio Pyme, una fundación creada por la UIA y Techint, que también señaló que por primera vez en un lustro el empleo generado por estas empresas dejó de crecer.

El 60,4,% de las 430 empresas tomadas como muestra afirmaron haber sufrido una profundización en la caída sus ventas. Las más pequeñas fueron las más golpeadas: la contracción en la actividad de éstas fue del 9,7% interanual. En las compañías medianas, la baja fue del 4,1 por ciento. Además, el 75,4% de los encuestados percibió una menor actividad en la primera mitad del año.

El informe consignó que es el segundo trimestre consecutivo en el que estas empresas registran una caída en sus ventas. Los 130 días de conflicto entre el Gobierno y el campo profundizaron la tendencia, ya que entre abril y junio la actividad bajó 6,4% en comparación con el primer trimestre del año.

Las compañías pequeñas, incluso, anticiparon el cambio de tendencia, ya que desde mediados del año pasado comenzaron a registrar disminuciones en sus ventas.

Los datos del Observatorio Pyme para el segundo trimestre del año contrastan con el Estimador Mensual Industrial (EMI) del Indec, que arrojó un crecimiento del 5,6% interanual.

Las causas que provocaron la merma en la actividad fueron varias, pero todas se relacionan de alguna forma con el conflicto agropecuario. Los empresarios aducen que influyeron en la caída la contracción en los plazos de pagos a sus proveedores y de cobro a los clientes. El 69,5% de los industriales aceptó retrasos en los pagos de sus clientes, casi un 80% cree que disminuyó la demanda de los productos que fabrica y un 42% señaló problemas de abastecimiento de materias primas y energéticas, entre otros contratiempos.

Además, la tasa anual de generación de empleo fue de cero, algo que no había sucedido desde 2003. En el segundo trimestre de 2006, por ejemplo, el empleo había subido un 10% interanual. Si bien el segundo trimestre del año suele desacelerarse, el crecimiento del trabajo por cuestiones estacionales, la caída trimestral, del 3,7%, fue “muy superior a la registrada en años anteriores”, afirmó el estudio.

Pobres expectativas

Con este panorama, sólo el 29,4% de los pequeños y medianos industriales planea realizar inversiones este trimestre. El número contrasta con el 41,9% que respondieron “sí” a este ítem en los primeros tres meses del año. Hace un año, un 37,6% habían considerado la posibilidad de invertir en sus empresas. Además, para el 79% del universo considerado por la encuesta es un mal momento para realizar inversiones en maquinaria y equipos.

El nivel de confianza empresaria llegó así a su nivel más bajo desde que el Observatorio PYME comenzó a elaborar su índice, en abril de 2005. Marcó 36,6 puntos, por lo que se ubicó 15 unidades por debajo de la serie y 23 abajo del récord.

En cuanto a los problemas que afrontan estas empresas, el 95,6% de los encuestados se manifestó preocupado por el aumento en los costos de las materias primas y el 94,4% remarcó el incremento en los costos salariales. Las cifras son mayores a las de un año atrás (93,5% y 90,4%, respectivamente). Y afloraron como inconvenientes cada vez más graves la disminución de la rentabilidad (88,6% contra el 77,4% de 2007) y la caída en las ventas (60,4% versus el 26,1% de hace

Temas en esta nota

    Cargando...