Admitió el Indec un freno en la economía

Informó un crecimiento del 6,5% para junio, el menor en más de dos años; economistas creen que fue aún más bajo.

Por
16deAgostode2008a las08:17

Junio estuvo cargado de problemas. Los últimos episodios del paro agropecuario y el primero del de los transportistas se entremezclaron sobre las rutas y deprimieron la actividad económica, a tal punto que la industria tuvo el peor mes desde que se reactivó la economía. Recrudeció el pesimismo y persistió la salida de capitales. Pero hubo, con todo, crecimiento.

Para el cuestionado Indec, fue del 6,5% interanual, el menor desde abril de 2006, según surge del estimador mensual de la actividad económica (EMAE), un índice que pierde adeptos a pasos agigantados: economistas coindicen en que, en mayor o menor magnitud, la manipulación de la inflación lo afecta, y que la expansión es, en realidad, mucho menor.

La economía dejó pocos datos robustos en junio. La industria tuvo el peor mes en cinco años y medio: creció sólo el 1,8% en relación con el mismo mes de 2007, y cayó un 4% respecto de mayo, según la serie desestacionalizada del estimador mensual industrial (EMI), uno de los pocos indicadores que aún gozan de cierta credibilidad. El superávit comercial cayó un 67% hasta su nivel más bajo desde marzo de 2001. La construcción, que crecía mes tras mes desde marzo del año anterior, se desplomó un 6,6%.

En el primer semestre, la economía creció un 8,1%, según el EMAE. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner había anticipado estas cifras en un acto el miércoles en el que cuestionó al "establishment internacional financiero y a la calificadora de riesgo Standard & Poor s, que ese día le bajó la nota a la deuda de la Argentina. Luego, anticipó el dato y lo vinculó al conflicto con el campo: "En junio, por las cuestiones que son de público y notorio conocimiento, tuvimos un bajón del 6,5, nos bajó la producción también de cemento entre otras cosas, pero estamos recuperando ese mes, ese tiempo perdido. En busca del tiempo perdido, los argentinos siempre estamos en busca del tiempo perdido, ya es hora de no perder nunca más tiempo".

"Es difícil pensar que la economía haya crecido cerca del 6% cuando todos los indicadores del mes dieron negativos o levemente para arriba. De todos modos, las perspectivas económicas mejoraron en julio, aunque cuesta encontrar una cifra precisa", señaló la economista Marina Dal Poggetto, del estudio Bein & Asociados.

El indicador que elabora el estudio OJF & Asociados arrojó un crecimiento menor, del 4,6% interanual en junio, y del 6,4% en los primeros seis meses. La intermediación financiera "el único sector que crece a tasas de dos dígitos", y el comercio, fueron los sectores cuyo crecimiento se ubicó por encima de esa cifra en el primer semestre, destacó el informe. El mismo indicador dio una expansión interanual del 6,5% para julio, marcando así un repunte tras el fin del prolongado conflicto con el agro.

Los economistas consultados mensualmente por el Banco Central en el relevamiento de expectativas de mercado (REM) pronosticaban, el mes pasado, que el EMAE mostrara un crecimiento de la economía del 7,3% para este año, aunque algunos economistas ya vaticinan -a diferencia de lo que ocurre con la inflación- un crecimiento "real" menor. Un reciente informe de RSH Macroeconómica señala que sería de "alrededor del 5,5-6 por ciento como consecuencia de un arrastre de 3,5 puntos del año pasado y un crecimiento del 3,0-3,5 por ciento trimestral anualizado hacia fin de año".

Por Rafael Mathus Ruiz

Temas en esta nota

    Cargando...