Confirman baja transitoria del PBI en junio

El Estimador Mensual de Actividad Económica acusó un retroceso de 0,8% en comparación con el nivel de mayo. La tasa de expansión interanual se limitó a 6,5%, como había anticipado Cristina Kirchner dos días atrás.

Por
16deAgostode2008a las08:28

No obstante, en una visión retrospectiva, los datos del INDEC dieron cuenta de un incremento de 8,1% en el semestre en comparación con igual tramo del año anterior y trepó a 8,5% en el caso del acumulado de los últimos 12 meses respecto a similar lapso de un año antes.

Estos valores resultan claramente superiores a los que calcularon las consultoras privadas, que en el caso particular de OJ Ferreres y Asociados fue de un modesto 3,2% interanual, tras haber crecido 5% interanual el mes anterior.

Los determinantes de semejante freno del ritmo de crecimiento de la actividad agregada fueron el largo conflicto entre el campo y el Gobierno nacional, porque no sólo generó incertidumbre, sino también porque trabó el normal movimiento de insumos y mercaderías y con ello afectó la cadena de pagos entre el sector del comercio y la producción.
Además, la salida de capitales forzó un encarecimiento del costo del dinero que impuso también una parálisis en las decisiones de inversión.

El mejor mes del último trimestre
Sin embargo, la buena noticia parece haber llegado pronto. "La actividad económica según el IGA-OJFerreres en julio retomó la senda de crecimiento, tras la normalización de la producción de bienes y servicios luego de cuatro meses de conflicto con el agro, con un crecimiento de 6,5% interanual, aunque todavía inferior al promedio de los últimos cinco años que fue de 8,7% anual".

"La moderación en la expansión durante 2008 se explica tanto por motivos coyunturales (el conflicto agropecuario y el paro del transporte), como por razones estructurales, entre ellas la inflación y la escasa capacidad ociosa" en los sectores de la producción, explica el economista jefe de la consultora, Fausto Spotorno.

La tendencia a la regularización de la producción agropecuaria, tras la caída de la Resolución 125 que impuso las retenciones móviles sobre las exportaciones, fue decisiva para reanimar la actividad de faena procesamiento de carne vacuna, junto con un mejor abastecimiento de insumos para la industria y la construcción.

El informe de la OJF estimó que "la producción de bienes explicó el repunte de la actividad en julio: tras caer en términos anuales en junio 0,6%, se expandió 5,5%, gracias a la performance de la ganadería, donde la faena vacuna fue 36% mayor a junio, la industria y la construcción".

Esa reacción fue ratificada por la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) y del Centro de Industriales Siderúrgicos, que anunciaron sendos aumentos de la producción en julio de 41,4 y 48,3% interanual, respectivamente, con valores récords en los dos casos.

Además, del lado de los servicios, el Banco Central comunicó que volvieron los depósitos a las entidades financieras, en particular por parte de los pequeños inversores, fenómeno que permitió consolidar el liderazgo del sector de Intermediación Financiera como el único sector que crece a dos dígitos por año.

Sin embargo,la colocación de deuda pública a una tasa de 15,64% en dólares a siete años despertó dudas entre los bancos de inversión sobre la real solvencia de las finanzas del país y ello podría llevar a una nueva desaceleración de la actividad productiva y comercial en los próximos meses.

Temas en esta nota

    Cargando...