Defiende Brasil la negociación de Doha

Busca consensos dentro del Mercosur.

Por
19deAgostode2008a las07:44

El canciller brasileño, Celso Amorim, dijo ayer que el fracaso de la Ronda de Doha "no es sinónimo de parálisis" e instó a seguir buscando consensos para terminar esa negociación, al dirigirse al Parlamento del Mercosur (Parlasur), que sesionó ayer en esta ciudad.

"La falta de consenso en la conclusión de la Ronda de Doha, en Ginebra, no es sinónimo de parálisis", pues pese a que no se cerró un acuerdo, "avanzamos en varios puntos", afirmó Amorim. Agregó: "[Por ello] tenemos el deber de continuar buscando consensos para concluir la Ronda, que podrá traer extraordinarios beneficios para los países en desarrollo, sobre todo a los más pobres". El canciller indicó que "la ausencia de acuerdo en la OMC, o el statu quo, afecta de modo más grave a los países pobres, porque las barreras y los subsidios a la agricultura privan a las poblaciones de esos países de la oportunidad de competir en el mercado mundial, pues atrasan su desarrollo".

"Mientras haya esperanza de obtener un resultado justo y equilibrado, Brasil seguirá luchando [porque] eso será bueno para el Mercosur y para todos y cada uno de los países que lo integran", señaló. Asimismo, destacó que "las negociaciones de Ginebra representan un aprendizaje para el Mercosur [porque] las divergencias tópicas son normales en una negociación de tamaña complejidad".

Brasil y la Argentina se mostraron divididos en las negociaciones de Ginebra. Mientras que Brasil aceptó la propuesta del director general de la OMC, Pascal Lamy, para salvar la Ronda, la Argentina consideró que ese proyecto de acuerdo era desequilibrado y que la aceptación brasileña creaba "tensión" en el Mercosur.

Conversaciones
Por su parte, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, sumó ayer su voz a la de los que piden la reanudación de las conversaciones comerciales globales. Zoellick dijo que el encuentro de julio había dejado una buena serie de resultados sobre la mesa.

"Sería un error para la economía mundial y perjudicial para los países en desarrollo no aprovecharlo", sostuvo en un comunicado enviado a Ginebra.

Temas en esta nota

    Cargando...