La baja de las commodities complica la economía

Según manifiestan los directivos empieza a afectarse la balanza de pagos y se resentirá la actividad económica.

Por
19deAgostode2008a las16:43

Atentos a la baja de las commodities, los ejecutivos de finanzas empiezan a alertar sobre las complicaciones en la economía argentina, fuertemente dependiente de los ingresos de divisas por sus exportaciones agropecuarias.

El Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (Iaef) dedica su último informe para referirse a esta nueva complicación para la economía local. Señala que de consolidarse la caída de los precios de las commodities observada en las últimas semanas se sentirá el efecto en la cuenta corriente de la balanza de pagos, en el resultado fiscal y en la actividad económica.

"Una desaceleración en el crecimiento de los recursos tributarios en los próximos meses, profundizaría las señales negativas que se han advertido en los últimos meses en el compartimiento de los ingresos fiscales, en un contexto de persistente aumento del gasto público", señala.

Según publicó LA NACION , esta caída del precio internacional de los granos pone en riesgo la caja en tiempos de globalización económica.

En este sentido, el informe destaca que "aún incrementando las exportaciones del primer semestre de 2008, de forma de incluir una estimación de las ventas al exterior de productos agropecuarios diferidas durante las turbulencias, el saldo comercial de ese período sería similar al de igual período del año 2007; en otros términos, el superávit comercial ha dejado de crecer cuando se hace una comparación anual".

En otro orden, el mismo informe indica que, en las últimas semanas, se ha producido una relativa normalización de la economía, luego de las turbulencias ocurridas entre marzo y junio. "Son indicadores de esta tendencia, entre otros, la estabilización en el Índice de Confianza del Consumidor luego de la fuerte caída verificada en el primer semestre, la recuperación de los depósitos a plazo en el mes de julio, la disminución de la tasa de interés y señales de recuperación en producción y ventas sobre los niveles de junio".

El informe señala, asimismo, que "las turbulencias han dejado a la política económica en una disyuntiva: aprovechar la desaceleración del gasto privado para intentar reducir la tasa de inflación por debajo del 15% en los próximos 12 meses, aunque ello implique tasas de crecimiento menores a las alcanzadas en el período 2003/2007, o volver a incentivar la demanda agregada, aún a riesgo que las tensiones inflacionarias se mantengan o aumenten y la puja distributiva persista".

Por último, los ejecutivos expresan que "la combinación de mayores ingresos y mayores gastos a los previstos en el Presupuesto 2008, que se originan en que las estimaciones de inflación y crecimiento de actividad utilizadas en su elaboración quedaron superadas, obligará a un reajuste de créditos presupuestarios por una magnitud del 16% en los recursos y de 19% en el gasto".

Temas en esta nota

    Cargando...