El superávit fiscal fue mayor que el esperado: $ 4.022 millones en julio

Crecieron más los ingresos que el gasto, pero el Banco Central hizo un aporte extra.

Por
20deAgostode2008a las07:46

Finalmente, tal como advirtió ayer este diario, el superávit fiscal de julio se ubicó muy por encima de los 3.000 millones de pesos que había dejado trascender el Gobierno en los últimos días. Fue de 4.022 millones de pesos, que representaron un aumento de 56,3% respecto del resultado de julio del año pasado.

Para darle un marco de mayor trascendencia al anuncio y enviar una señal a los mercados, la encargada de hacerlo oficial fue la presidenta Cristina Kirchner, quien se refirió al tema en un acto público que encabezó en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas. Lo presentó como una evidencia para contrarrestar las "voces tendientes a desalentar, a hacernos creer que las cosas van mal. Parecería que estuviéramos al borde del colapso, como en las peores épocas".

Un par de horas más tarde el ministro de Economía, Carlos Fernández, y el secretario de Hacienda, Juan Pezoa, reiteraron el anuncio en la Casa Rosada. Fue después de una reunión con Cristina durante la cual supuestamente informaron a la Presidenta sobre los datos que ella misma había anticipado un poco antes.

Fernández ofreció más precisiones sobre cómo se había logrado el resultado de julio que le permitió al Gobierno exhibir un superávit acumulado de 24.332 millones de pesos en los primeros siete meses del año. Esto equivale a un aumento de 44% contra el mismo período de 2007, dijo el ministro.

También destacó que en julio los ingresos habían aumentado más que los gastos: un 31,9% contra un 27,1%.

Y remarcó el papel importante que jugó la recaudación de impuestos para llegar a ese resultado, con un aumento de 40,7%.

Sin embargo, el jefe de Economía evitó informar que otra vez --tal como había pasado también con el superávit fiscal de junio -- los aportes del Banco Central al Tesoro habían sido determinantes para poder llegar a los publicitados 4.022 millones de pesos.

De una lectura más profunda de la planilla oficial surge que en julio último se computaron como ingresos 1.129,5 millones de pesos transferidos por la entidad monetaria. En julio de 2007 este rubro representó apenas 10 millones de pesos. Esta diferencia fue más determinante incluso que la recaudación impositiva. Sobre todo porque en julio de este año los ingresos tributarios crecieron 40,3%, pero en julio de 2007 habían crecido 37,7%. Es decir, una brecha moderada.

De no haberse producido el aporte del Banco Central, en julio el superávit fiscal habría ascendido a 2.892 millones de pesos, en lugar de los 4.022 millones que se anunciaron. Aquel resultado hubiera estado más próximo a las expectativas que se habían generado por la información que habían dejado trascender los voceros del Gobierno. En ese caso, el aumento interanual del superávit habría sido del 12,2%.

Con relación al comportamiento de los gastos, Fernández destacó que lo que más había crecido fueron los subsidios al sector privado, con 63% en un año. Esto incluye, dijo, el pago de asignaciones familiares, aportes al PAMI y subsidios sociales. A su turno, el secretario Pezoa abundó un poco más en este punto: reveló que abarca también las transferencias a las empresas de electricidad y de transporte --para moderar los ajustes de tarifas -- y a la producción de alimentos. También citó los pagos del régimen de jubilación anticipada y la moratoria previsional.

"Así ratificamos que las cuentas públicas sólidas son una de las columnas vertebrales del modelo económico", cerró Fernández.

Temas en esta nota

    Cargando...