La nueva gestión de Moreno enturbia el ánimo en la previa del fin de semana

En el mercado creen que la exigencia a todos los bancos para que publiquen las tasas que cobran fue un gesto de mal agüero. Dicen que no afectará al crédito, pero sí al ánimo.

22deAgostode2008a las07:15

Palabra de seis letras cuya sola mención pone a los inversores desesperados... Ayuda de la Real Academia Española: que proviene del moro, que ostenta un tono oscuro. El entorno de surrealismo allá Béla Lugosi que se ha cernido sobre el mercado dejó exiguo margen para la ilusión. La intromisión de algún número o señal que transforme el signo negativo en positivo aparece como algo cada vez más lejano. Ni hablar si el secretario de comercio interior Guillermo Moreno se alza como el intérprete a seguir en las próximas ruedas y no precisamente por la expectativa que había creado su salida del Gobierno.

En rigor, ayer se conoció una noticia que hoy tendrá efecto. Guillermo Moreno le exigió a todas las entidades financieras la publicación de las tasas de interés que cobran en las líneas crediticias a empresas. También las que se aplican por “girar” en descubierto.

Si bien la noticia no alcanzó a ser conocida por todos los brokers en horario de operaciones, en los pasillos de la bolsa señalaban que la reacción se hará sentir recién hoy. Para los analistas, no cabría esperar “derrumbes” en los precios de las acciones de los bancos ya que éstas cotizan en niveles que se ubican entre un 30% y 50% por debajo de los precios de comienzos de 2008. Lo que sí se aguarda es una escalada del mal humor inversor que se traduzca en ventas indiscriminadas de activos locales. A esto incluso habrá que agregarle un factor que no admite réplicas: es viernes.

Esto implica que habrá inversores que liquidarán algunas posiciones hasta el lunes, tal como es costumbre en la city.

Otra vez al ataque

La primera lectura que se hizo en la bolsa es que el Gobierno persiste en la línea de intervenir los sectores de la economía que son rentables. La segunda, que el Gobierno persiste en confirmar a Moreno en funciones.

Al pasar en limpio el desolador boceto, los analistas señalan que si bien no afectará los negocios de los bancos, sí influirá en el clima comercial, donde sostienen que el pesimismo se ha hecho un lugar.

Sacándole punta a la noticia, especulan con que una gestión de esta naturaleza por parte del Gobierno no afectará al mercado de crédito “ya que son cuestiones políticas, gestos que no tendrán impacto alguno en el negocio y que no van a acelerar o a desacelerar el otorgamiento de líneas crediticias”.

A la vez, se compara esta nueva gestión de Moreno con otras similares como las líneas de crédito impulsadas al 8%, que resultaron inviables.

“Es una pésima noticia que seguramente va a afectarle al mercado”, dijo Francisco Prack, economista jefe de Grupo SBS. “De por sí los indicadores de sobreventa del mercado son elevadísimos, no hay registro de los fundamentales de las compañías y lo único que le importa al inversor parece ser escaparle al riesgo argentino”.

Desde Research For Traders, coincidieron con este pronóstico al tiempo que señalaron al sector financiero como “uno de las pocas fracciones de la economía que todavía perduraban sin regulación explícita”.

Gracias al crudo

Ayer el Merval terminó la jornada con una leve suba de 0,3%. En la balanza, los kilates de más los puso la recuperación del petróleo. Con una alta ponderación en el índice –pero baja en el ánimo inversor– los papeles de Petrobrás Brasil y Tenaris empujaron la operatoria. En este sentido treparon 4,3% y 1,4% respectivamente. La mayor baja fue de Molinos, que perdió 4%. Entre las pérdidas también se destacaron Grupo Galicia, que perdió 1,4% y Banco Macro que retrocedió 1%. “Nuevamente, los papeles más asociados al riesgo local le pesaron al índice, por la ince

Temas en esta nota

    Cargando...