Los ruralistas advierten que en dos semanas podrían volver al paro

El Gobierno trata como opositores a los dirigentes del campo y posterga definiciones. Una multitudinaria asamblea rural en Olavarría planteó incursionar en política.

25deAgostode2008a las07:26

El campo podría volver al paro en dos semanas si el Gobierno no comienza a mostrar las “soluciones” que reclama la dirigencia rural. Esa es la sensación que dejó la asamblea nacional ganadera realizada en Olavarría, ante unas 5000 personas, un tercio de la cantidad que esperaban los organizadores.

Si bien el cese de comercialización es la última carta que quiere jugar la mesa de enlace agropecuaria, la cuerda entre ella y los funcionarios volvió a tensarse el fin de semana.

La sensación de los dirigentes es que el Gobierno, mediante el armado de rondas de discusión provinciales y otras convocatorias, dilata el tratamiento de sus reclamos en materia ganadera y lechera, los dos problemas en los que el campo reclama una urgente solución.

Los representantes del agro, concretamente, acusaron al secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, a quien juzgan como un hombre capacitado para enfrentar los problemas que, consideran, requieren “urgente” solución, pero sin la voluntad política para comenzar a hacerlo.

Cheppi, en tanto, replicó que la dirigencia rural actúa “como opositores, no como representantes del agro” y defendió al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, lo que exacerbó aún más los ánimos. Sobre Moreno dijo: “He aprendido mucho de economía con él”.

El presidente de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, calificó los dichos de Cheppi como “una macana” y prefirió referirse al jefe de Gabinete: “En algún momento, Sergio Massa tendrá que reunirse con el sector agropecuario”, dijo, y lo exhortó a “no seguir sacando fotos para que se engañe a la opinión pública urbana pero que no resuelven la esencia del problema agropecuario”.

Ricardo Buryaile, vicepresidente de Confederaciones Rurales (CRA), replicó al secretario de Agricultura: “Le recordaría a Cheppi que dijo que iba a tener una propuesta para la mesa láctea (el jueves último) y no la hubo; había dicho que Moreno era un problema para la negociación con el campo y ahora dice que estudia economía con él”.

Los dirigentes dicen contener a las bases para no lanzar, por ahora, un nuevo plan de lucha. Aunque comienzan a poner plazos. Para Pedro Apaolaza, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), dijo que, de no haber soluciones, podría lanzarse un paro agropecuario “en 15 ó 20 días”.

Carbap organizó la asamblea de Olavarría y planea otra en Brandsen o Lobos para hablar de los lácteos, en dos semanas. Antes, este sábado, el túnel subfluvial que une Paraná con Santa Fe recibirá a la dirigencia nacional con el entrerriano Alfredo De Ángeli incluido.

“Basta de verso”

“Basta de verso”, exclamó Buzzi en declaraciones radiales. “El problema es que todo lo que presentan (desde el Gobierno) es verso”, sostuvo. Palabras más o menos, otros dirigentes rurales expresaron la misma idea.

“Lo que más indigna a la gente (del campo) es que el Gobierno hace anuncios vacíos, distorsiona la verdad y eso irrita, porque lejos de resolver el problema, busca quitarle sentido, vaciar el contenido”, expresó Buryaile.

Dio como ejemplo la distribución del 20% de la cuota Hilton para exportar carne anunciada la semana pasada por la Oficina Nacional de Control de Comercio Agropecuaria (Oncca). “Normalmente, el primero de julio ya está totalmente distribuida la cuota”, dijo.

El director entrerriano de la Sociedad Rural Luis Etchevehere, uno de los organizadores de la asamblea del próximo fin de semana, agregó: “Parece que el Gobierno no tomó nota de la crisis anterior y cae en el mismo error; en vez de resolver los temas, los dilata”.

Por

Temas en esta nota

    Cargando...