El Gobierno se acerca a EE.UU. para mejorar el clima de negocios

En reunión del Consejo de las Américas, se le pedirá a Tom Shannon una gestión por la deuda con Club de París, mientras se busca “deschavizar“ las finanzas públicas.

25deAgostode2008a las07:40

A lo largo de esta semana, el Gobierno buscará recomponer el clima de negocios, intentando normalizar tanto cuestiones políticas como económicas. La estrategia market-friendly se desplegará especialmente durante la conferencia anual del Consejo de las Américas, que tendrá lugar el próximo miércoles en el Hotel Alvear. El dato significativo es que asistirá Tomas Shannon, subsecretario estadounidense para Asuntos del Hemisferio Occidental. Mientras que por la Argentina estarán todos los máximos funcionarios ligados al tema económicos: los ministros de Economía y Planificación, Carlos Fernández y Julio de Vido, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el presidente del Banco Central (BCRA) Martín Redrado.

Allí se verá que la Argentina busca alternativas para cambiar su actual situación financiera de Chávez–dependencia. “Por orden del matrimonio presidencial, se está buscando la forma de pagarle al Club de París. Es un tema en el cual trabajan Jefatura de Gabinete, el Ministerio de Economía y el BCRA. Además se está evaluando si conviene o no seguir realizando operaciones financieras con (Hugo) Chávez”, confesó a El Cronista una alta fuente oficial.

La resolución de la deuda con el Club de París tiene dos escenarios de difícil resolución. Pagar en efectivo como se hizo con el FMI requiere mermar las reservas del Central; mientras que para refinanciar hace falta el acuerdo del Fondo, que hace casi tres años no hace su clásica evaluación sobre las finanzas nacionales, y además no tolera la manipulación del Indec.

Si con esto no alcanzara para tener al FMI en contra, en los últimos intentos para reformarlo la Argentina votó contra lo que pretendían sus gerentes. A pesar de todo ello, desde el Gobierno se le pedirá a Shannon que realice una gestión de buenos oficios con su par del Tesoro, para que interceda ante el FMI con el objetivo de destrabar la situación con el Club de París. “Shannon siempre tuvo posturas favorables a la Argentina, y hace las gestiones dentro de su país para ver qué postura asume Estados Unidos en el FMI. Pero él no tiene la decisión final sobre estos temas, y además es raro que el país del Norte le solicite excepciones al organismo”, resume pros y contras una fuente del Ministerio de Economía.

De todas formas, en Casa de Gobierno apuestan a que, más allá del resultado final que pueda conseguir Shannon, lleve a su país el mensaje de que la Argentina intenta “hacer los deberes y deschavizarse en el aspecto financiero”. Para reforzar esta hipótesis, pueden ser importantes tanto el embajador argentino en Estados Unidos, Héctor Timmerman, como la presidenta y CEO del Consejo de las Américas, Susan Segal. Los dos tienen, además, buena llegada al mercado financiero de Nueva York.

En forma paralela, el Gobierno intentará avanzar sobre temas financieros, económicos y políticos concretos. Por un lado, el miércoles o jueves comenzarán las licitaciones para recompra de bonos, una estrategia que se extenderá todo el año y buscará reducir vencimientos no sólo para el 2008 sino también en el 2009. “Queremos avisarle al mercado que, por lo menos durante un año y medio, tenemos nuestros vencimientos controlados, mostrando además voluntad y capacidad de pago”, explicó una fuente del Banco Central.

También se intentarán dar señales de normalidad desde lo político. El pedido de informes que Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, hizo a los bancos sobre las tasas de interés, va en contra de eso; pero el vacío oficial que se hará a ese pedido actuará en contrario (ver aparte). Además, la probable transformación en ley de la estatización de Aerolíneas será import

Temas en esta nota

    Cargando...