El campo volvió a vender y hubo un nuevo récord de exportaciones

El superávit comercial ya acumula US$ 6.145 millones en lo que va del año.

Por
26deAgostode2008a las07:30

Los contenedores de oleaginosas y cereales que salieron de los puertos el mes pasado, tras el fin del conflicto con el campo, permitieron lograr una nueva marca histórica: las exportaciones totales llegaron a 7.039 millones de dólares, 53 por ciento más que el mes anterior. El desempeño del campo fue decisivo para acumular un superávit comercial de 6.145 millones de dólares en lo que va del año y contrarrestar así el rojo que deja la balanza industrial, frente al aumento imparable de las importaciones.

A pesar de que en la segunda mitad del mes, los precios de los commodities se hundieron hasta un 25 por ciento, la avalancha de soja y granos que estaba retenida en los silos permitió mejorar el desempeño global de las exportaciones. Esta vez, las ventas repuntaron gracias a la suba del 36 por ciento de los precios internacionales y en menor medida al aumento de las cantidades, que crecieron 12 por ciento.

Así se revierte lo que había ocurrido en junio, cuando con el paro del campo de por medio, las suba de las exportaciones se debió únicamente al fenomenal repunte de los precios de los commodities, que llegaron a su techo durante ese mes.

Julio también fue un mes récord para las importaciones, que se ubicaron en 6.038 millones de dólares. Crecieron 45 por ciento interanual, empujadas principalmente por las cantidades importadas. En este rubro, los precios subieron 15 por ciento y las cantidades 28 por ciento.

Este combo permitió que el superávit comercial llegara a 1.001 millones de dólares en el mes, más del doble de los 485 millones alcanzados en julio del año pasado.

Pero el récord no alcanza para mitigar el rojo que aparece en los productos industriales. Según la consultora Ecolatina, la pérdida de competitividad de la economía hará que este año, ese déficit llegue a 30.000 millones de dólares, esto es 33% más que en 2007.

"Los factores preponderantes para explicar la mayor penetración de las importaciones son: la apreciación real del peso y los problemas de la oferta interna para abastecer la demanda local", apunta la consultora. Y precisa que esta situación golpea de lleno en la fabricación local de metales comunes, manufacturas de cuero y marroquinería, textiles y confecciones y manufacturas de piedra y yeso. En estos cuatro rubros, las importaciones subieron más del 40% interanual.

Por Annabella Quiroga.

Temas en esta nota

    Cargando...