La industria oleaginosa volvió a producir aceites luego de un cese de actividades

Se normalizó la situación de los embarques con fuel oil en el Up River y las industrias aceiteras reacomodaron los envíos pendientes. "Esperemos que esta situación de normalidad perdure en el tiempo", dijo el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Aceitera Alberto Rodríguez.

Por
26deAgostode2008a las16:59

Las principales compañías aceiteras del país volvieron a restablecer la plena producción de aceites luego de un cese de actividades casi total que duró aproximadamente diez días, según indicaron hoy a Infocampo fuentes de la industria oleaginosa.

"Las empresas comenzaron a trabajar normalmente a partir de ayer (lunes) luego de que se asignaran nuevas fechas de embarques", comentó Alberto Rodríguez, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara-Cec). "Esperemos que esta situación de normalidad perdure en el tiempo", añadió.

Unos diez días atrás la mayor parte de las empresas exportadoras de granos y derivados que operan en el Up River decidieron frenar el procesamiento de granos por los sucesivos obstáculos oficiales para concretar embarques.

Uno de los motivos que generó descontento en los exportadores es que hasta la semana pasada se encontraban varados una gran cantidad de barcos cargados con fuel oil en los puertos ubicados en la zona de influencia de Rosario (Up River).

"En estos momentos no existen quejas de los empresarios; la actividad se normalizó relativamente a partir del descargo de los buques con fuel oil que importó el Estado argentino", indicó una fuente de una compañía aceitera que prefirió no ser identificada.

"Igualmente la incertidumbre presente es muy grande por el desconocimiento que hay acerca de los embarques futuros: nadie sabe qué nivel de actividad tendrá en los próximos meses por el ocultamiento de información que generan las autoridades de la Oncca", apuntó la fuente.

Las empresas que decidieron frenar el recibo de granos, pellets y aceites fueron fundamentalmente las globales Cargill, Dreyfus y Bunge y las argentinas Vicentín y Aceitera General Deheza.

Por su parte, Osvaldo Salomón, intendente de la localidad santafesina de Chabás, manifestó que "las aceiteras de la zona nos comunicaron que volvieron a producir luego de haber estado totalmente paradas durante varios días".

"Esta medida descomprime un poco el conflicto entre las exportadoras y el gobierno, pero el panorama para adelante es muy negativo", señaló Salomón, y agregó que "hay un nivel de confusión muy grande que puede terminar en un desastre".

Temas en esta nota

    Cargando...