El campo endureció el reclamo con un nuevo tractorazo

Convocados por Buzzi, productores rurales se reunieron en Armstrong; cuestionaron el destino de los $ 1000 millones que se asignarán a Agricultura; evalúan restringir la comercialización de granos y carne; además pidieron que el Gobierno ponga en marcha "políticas urgentes" para el sector.

Por
27deAgostode2008a las07:14

Lejos de aplacar la molestia, el anuncio de que el Gobierno aumentará el presupuesto de la Secretaría de Agricultura en 1000 millones de pesos, generó nuevos cuestionamientos entre los ruralistas, que vuelven a protestar activamente.

Desde poco después de las 11, productores de la ciudad santafecina de Armstrong se concentraron para realizar un tractorazo por la ruta 9 que encabezó el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. Fue tras la masiva asamblea que encabezó en Olavarría el sábado último.

"Hay mucho ruido y pocas nueces", fue la advertencia que dejó el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, quien estuvo a cargo del discurso de cierre.

La asignación presupuestaria para el área que controla Carlos Cheppi no conforma al campo. El sector no sólo la cuestiona el monto, que considera insuficiente, sino el destino que se dará a la partida; temen, sobre todo, que el dinero no llegue a los pequeños productores.

Los ruralistas afirman que el dinero no servirá para dar solución a los reclamos que siguen en pie tras la anulación de las retenciones móviles como la lechería, la carne y las economías regionales.

Según pudo saber lanacion.com, unos 300 productores, de 30 filiales de toda la provincia, se convocaron en el lugar. "El campo está cansado, hasta acá llegamos", son las consignas.

La conclusión a la que arribaron es que "la movilización será permanente, al menos hasta el próximo sábado". Sin embargo, dijeron que no habría cortes de rutas. Se estudia, sí, restringir la comercialización de carne, leche y granos, tal como sucedió en el inicio del conflicto con el Gobierno.

Los desencuentros con el sector lácteo y el agravamiento de la sequía en distintos puntos del país, enrarecieron aún más el clima de enfrentamiento. Descontento, desconfianza son los estados que priman.

Con la Iglesia. Por la tarde, en tanto, los presidentes de la SRA, Luciano Miguens; Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías; y Coninagro, Fernando Gioino -que reasumió el cargo-, y el vicepresidente de la Federación Agraria, Pablo Orsolini, fueron recibidos por el presidente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado, monseñor Jorge Casaretto.

En ese encuentro, según fuentes ruralistas, se habló de la pobreza en el ámbito rural y el trabajo en negro. Otros voceros indicaron que la Iglesia habría sugerido a los dirigentes intensificar los esfuerzos para evitar una nueva confrontación con el Gobierno. Sin embargo, el agro se prepara para un nuevo acto multitudinario que se hará el sábado próximo en Paraná, en el acceso al túnel subfluvial.

Informe del corresponsal de LA NACION en Santa Fe, José Bordón.

Temas en esta nota

    Cargando...