La city se sienta a la mesa y especula con las nuevas licitaciones de bonos

De a poco se llenan los espacios en blanco del crucigrama que ideó el Gobierno para licitar semanalmente las recompras de bonos. Apuntarán a bonos como el Pro11, Pre8, Pre9 y Boden 2008.

27deAgostode2008a las07:49

Ni Gates, ni Mittal, ni Buffett.

Lorenzino.

Él tiene la llave para hacerlo millonario... ¡a usted! Sólo hay que preguntarle: qué, quién, cómo, cuándo y dónde. Además pregúntele cuánto y por cuánto tiempo.

Hablamos del secretario de Finanzas, único poseedor y criollísimo ábrete-sésamo de las respuestas que hoy rebuscan los maltrechos inversores para cuando se implemente la segunda etapa del programa de recompra de títulos que anunció el Gobierno y que tiene como objetivo sostener los precios que se habían derrumbado desde el inicio del año.

Según pudo saber El Cronista, ya hay algunas decisiones tomadas. Las recompras tendrían lugar los lunes a partir del lunes 1 de septiembre. Las compras se llevarán a cabo desde el ministerio de Economía a través de la Oficina de Crédito Público. Se apuntará a los títulos Pro11, Pre8, Pre9 y Boden 2008, títulos todos que demandan una fuerza de pago gubernamental mayor en los próximos años y que vencen entre septiembre de 2008 y 2014 con alto impacto en 2010 cuando vencen dos títulos. También figura en la grilla el Boden 2012.

A la vez, se especula que podrían comprar cupones atados al PBI ya que también pagarán premio en los próximos dos años.

En rigor, ayer, una resolución conjunta (212 y 24/2008) de las secretarías de Hacienda y de Finanzas buscaron ponerle forma orgánica al proceso de recompra. En especial, a la mecánica con la que se licitará, donde intervendrán la Oficina de Crédito Público a través de la rueda LICI del Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Fibra óptica bajo la calle 25 de Mayo

Si bien la fecha no está confirmada, en principio los lunes serían los días elegidos. Desde el lunes 1 de septiembre, los sistemas del MAE estarán operativos. Hay dos razones para elegir este día: por un lado, esto permitiría un plazo de liquidación de 72 horas, tal como es la liquidación estándar en los mercados locales. Por otro, no se superpondría con la licitación que organiza el banco central los días martes y de esa forma no afectaría la liquidez de la plaza. A esas se agrega una razón menor: los viernes baja el flujo de dinero en los mercados.

Las compras vendrán directamente de Economía. Según señalan fuentes del mercado, se pensó en esto porque así se le asignará mayor transparencia al proceso, al no solicitar la intervención de entidades que operan como agentes financieros del Gobierno como los bancos Nación y Central. A la vez, se pensó que de esa forma se da una señal de mayor contundencia y fortaleza que sirve para descomprimir conjeturas y especulaciones. Además, se buscó que los fondos que van a ser afectados al proceso de recompra salieran “directamente” del ministerio de Economía.

Ayer en Hacienda probaron circuitos de fibra óptica y estudiaron el llenado de pliegos electrónicos. Se utiliza el know how del canje de deuda local de 2005 pero con instrumentos tecnológicos de última generación.

La city hace sus apuestas

En la city, los analistas de renta fija ya se pusieron el delantal alrededor del cuello. En rigor, ayer los títulos experimentaron un repunte de la mano del Discount en pesos que subió 1,4% y el Bogar 2018 que ganó 0,82%. El Pr13 fue el destacado del día ya que trepó 1,7%. Sin embargo, los analistas no se apresuran. Lo del delantal no implica un entusiasmo desmedido, pero sí una oportunidad de salir del ostracismo en el que está sumido el mercado local. Reconocen que la intervención estatal apuntalará los precios al tiempo que podría generar oportunidades.

Julio Bruni, director de Arpenta, es uno de ellos. “Esperamos que las futuras licitacio

Temas en esta nota

    Cargando...