El panorama financiero, según los analistas locales

La situación económica local e internacional es por demás compleja. Aunque los economistas coinciden en algo: el país todavía tiene oportunidades de mantenerse en la senda de crecimiento, solo falta tomar la decisión de empezar con los cambios. Pero no todos son optimistas al respecto.

27deAgostode2008a las07:52

Las oportunidades de inversión nunca son evidentes a los ojos. Pero vislumbrarlas en un escenario como el actual, parece todavía más difícil. Se trata de un momento extremadamente delicado para la economía mundial y los mercados financieros internacionales, ya que estamos siendo testigos de una fuerte desaceleración de las principales economías del mundo (con Estados Unidos a la cabeza), que amenaza incluso con ponerle fin al boom de los commodities del cual se vinieron beneficiando los países emergentes como la Argentina. Una desaceleración que va, asimismo, aparejada por un amenazante incremento de la inflación, fogoneado por la suba en los precios de los alimentos y los mayores costos de la energía. El “viento de cola” del que se jactó la Argentina en los últimos años comienza así a ponerse en duda. Justo cuando el que el país muestra una mayor fragilidad, con varios frentes que deterioran la percepción de riesgo de los inversores, entre los cuales se destacan la inflación y el desgaste de las cuentas públicas.

Para responder los interrogantes que plantea la economía y así aclarar el escenario para quienes estén pensando revisar sus portafolios de inversión fue que, con el apoyo de KPMG., El Cronista, la Revista Apertura y Eventos y Conferencias reunieron ayer en un seminario en La Rural a cinco especialistas –Miguel Kiguel, Juan Bosch, Mónica Erpen, Federico Sturzenegger y Javier González Fraga– que disertaron sobre “Las oportunidades de inversión en la Argentina actual”.

“Hay que desactivar los temores de que vamos a caer en default”

Miguel Kiguel, director Ejecutivo de Econviews: “La de los próximos tres años es una situación complicada en términos de financiamiento, pero no tanto como algunos creen. Argentina tiene vencimientos por unos u$s 10.000 millones por año. Para un país normal no debería ser nada. Además, 75% de estas obligaciones están en pesos. Pero el mundo cree que vamos a entrar en default porque no se hace nada al respecto. Si el Gobierno hiciera unas pocas cosas, la situación se descomprimiría rápidamente. Hoy no hay muchos países del mundo que ofrezcan los rendimientos de los bonos argentinos. Acá empieza a jugar lo que uno cree que va a pasar: si uno piensa que no va haber default pueden ser una muy buena alternativa de inversión, lo mismo si se arregla con el INDEC es muy probable que haya un rally de los títulos con CER. Por ahora, los mercados de futuros muestran que la expectativa de devaluación es de entre 7 y 14%. Esta es otra idea de que aún no se ve un desastre de inflación o de devaluación. Aunque hoy el tipo de cambio real ya es de $1,40 y el BCRA tiene que, en algún momento, volver a moverlo, con el desafío de mantener el equilibrio entre la estabilidad y la competitividad”.

“En el mercado hay menos fondos, más caros y a más corto plazo”

Mónica Erpen, directora Ejecutiva del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC): “Creo que lo que está sucediendo hoy con el mercado tiene más que ver con las asimetrías de la información que se dan a partir de lo que sucedió con el Indec, que con lo que está pasando en el mercado internacional.

Este año, cayeron fuerte (91%) las emisiones de obligaciones negociables y se acortaron los plazos con respecto al 2007. A fin del 2006, en pleno auge del mercado, habíamos visto cómo una Pyme emitía un fideicomiso en pesos a 4 años. Hoy esas condiciones parecen imposibles.También cayeron los IPOs (por las ofertas públicas iniciales) en un 28%. Mientras que las emisiones de fideicomisos subieron 44% y la

Temas en esta nota

    Cargando...