Última chance: la cadena de trigo se reunió para intentar ordenar el sistema de formación de precios

Se busca evitar que los valores ofrecidos estén por debajo de la capacidad real de pago de la demanda. En el sector molinero y exportador temen una guerra de precios si la mayor parte de los productores deciden sentarse sobre su cereal.

Por
27deAgostode2008a las17:01

Integrantes de la cadena triguera se reunieron hoy en la sede porteña de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires para intentar consensuar un proyecto conjunto tendiente a ordenar el sistema de formación de precios del cereal de la próxima cosecha.

La iniciativa tiene como objetivo principal evitar que los productores sigan recibiendo precios muy por debajo de la capacidad de pago real de la demanda, dado que tal hecho, en un marco de escasa oferta, podría generar serios problemas de abastecimiento del cereal durante el ciclo 2008/09.

Diversas estimaciones privadas indican que, en el mejor de los casos, la producción argentina de trigo 2008/09 sería de 12,5 millones de toneladas (M/t) contra 16,0 M/t en la campaña 2007/08.

"Todos los sectores pudimos exponer cuestiones que nos preocupan; la idea es que los productores de trigo reciban un precio pleno por el cereal: esto fue prometido por el gobierno en varias oportunidades pero los intereses que hay en juego impidieron que se pueda llevar a cabo", dijo a Infocampo Daniel Assef, asesor económico de Coninagro.

"Está claro que con el registro (de exportaciones) cerrado y con las exportaciones ultralimitadas es imposible que haya precios razonables", indicó Assef, para luego mencionar que "debemos elaborar un proyecto entre todos los eslabones para evitar que se deje de sembrar trigo en la Argentina".

Técnicos de la Comisión de la Enlace Agropecuaria esta semana consensuaron un proyecto que presentarán hoy al resto de la cadena triguera.

La iniciativa, elaborada por especialistas de la Sociedad Rural Argentina, está conformada por tres aspectos centrales: apertura en forma permanente del registro de exportaciones de trigo (sin restricciones); compensaciones directas sobre las bolsas de harina que se comercializan en el mercado interno; y formación de un fideicomiso entre todos los eslabones de la cadena para asegurar el abastecimiento interno a través de los mercados a término locales (Matba y Rofex).

"Evidentemente el actual estado de situación en el mercado triguero requiere que lleguemos a un acuerdo", dijo hoy a Infocampo Alberto España, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (Fair).

"Tenemos que lograr que todos los sectores involucrados salgan beneficiados ante un posible proyecto conjunto; estamos abiertos a analizar todas las alternativas que se presenten", añadió.

En el sector molinero y exportador saben que si la mayor parte de los productores deciden sentarse sobre su cereal, la demanda deberá ingresar en una guerra de precios para originar mercadería y esto seguramente traerá conflictos con el gobierno nacional.

Temas en esta nota

    Cargando...