Moyano bloquea plantas cerealeras y complica el comercio de granos

La ofensiva del camionero involucra a varias exportadoras de cereales, a las que el Gobierno reclama el pago de u$s 2.400 millones por ventas al exterior mal liquidadas.

Por
28deAgostode2008a las07:16

Hugo Moyano volvió a demostrar ayer que sigue siendo un aliado clave para el matrimonio Kirchner. En medio del conflicto que el Gobierno mantiene con las principales exportadoras de cereales, a las que les reclama u$s 2.400 millones por liquidaciones irregulares de ventas de soja al exterior, el Sindicato de Camioneros, que lidera el jefe cegetista, lanzó una dura embestida gremial contra las cerealeras en demanda del supuesto blanqueo de trabajadores y el cumplimiento del convenio colectivo del sector.

La ofensiva moyanista comenzó ayer con el bloqueo por tiempo indeterminado de la planta de la cerealera Bunge en Puerto General San Martín, cerca de la ciudad de Rosario, pero el gremio amenazó con extender las medidas en el transcurso de la semana al resto de las exportadoras instaladas en la zona, entre ellas Dreyfus, Vicentín, Cargill, Nidera, Molinos Río de la Plata y Aceitera General Deheza.

Un centenar de militantes de camioneros llegó, ayer por la mañana, a bordo de cinco micros hasta las instalaciones de Bunge y bloqueó en forma total el ingreso y salida de camiones de la planta dedicada a la extracción de aceite de soja y embarque de cereales. La protesta afectó también la normal circulación de los trenes que ingresan con granos diariamente al lugar. “El paro se mantendrá el tiempo que sea necesario porque la empresa no cumplió un acuerdo firmado hace dos años con el sindicato en el que se comprometía a blanquear a los transportistas que se desempeñan en la compañía”, explicó Pablo Moyano, el hijo del jefe de la CGT, y anticipó que los bloqueos se extenderán a otras cerealeras donde, según indicó, tampoco se cumpliría el supuesto convenio firmado con Camioneros.

Justamente desde el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) dijeron desconocer la existencia del acta con la que Moyano argumenta el reclamo y evitaron comentarios sobre los bloqueos dispuestos por el dirigente sindical. “Las plantas son receptoras de mercadería, no somos dadores de carga, por lo que no contamos con fletes. El reclamo del gremio debe hacerse ante los acopiadores y cooperativas”, señaló un vocero de la cámara empresaria.

Sin embargo, para Moyano el conflicto es similar al que los camioneros mantuvieron meses atrás con las cementeras Loma Negra y Minetti, que finalmente aceptaron pagar al gremio $ 8 millones en concepto de aportes patronales adeudados y salarios mal liquidados.

Pero la embestida del líder sindical contra las cerealeras también tiene un trasfondo político, ya que se trata de las mismas compañías que mantienen una fuerte disputa con la administración kirchnerista, por exportaciones de porotos a granel, pellets y aceites de soja supuestamente liquidadas en forma irregular. Según sostienen desde el Gobierno, con esa maniobra las cerealeras habrían eludido de pagar al fisco derechos de exportación por alrededor de u$s 2.400 millones por anotaciones de ventas declaradas entre octubre y noviembre últimos.


Por Elizabeth Peger.

Temas en esta nota

    Cargando...