Es récord histórico la presión fiscal en 2008

La carga fiscal total, nacional, provincial y municipal, más los aportes a las AFJP, alcanzará este año 32,6% del PIB. El país se ubica 147 en un ránking de 178 países.

28deAgostode2008a las07:39

El gobierno nacional, las provincias y los municipios iniciaron una peligrosa escalada para subir la presión impositiva que deben pagar las empresas, y que convirtieron a la Argentina en uno de los países de la región de mayor carga fiscal e incluso superior a naciones desarrolladas como Estados Unidos, Japón y Australia.

Hay dos formas de medir la presión tributaria sobre el sector formal de la economía y en ambas se comprobó un récord. Una es comparar el pago de impuestos con las utilidades o los márgenes márgenes comerciales de las compañías. La segunda forma, más usual, es comparar los ingresos tributarios del Fisco con la actividad económica del país, es decir el Producto Interno Bruto. De esa división surge la presión impositiva.

Al respecto, un trabajo de la Fundación de Investigaciones Económicas para Latinoamérica (FIEL) indicó que en 2008 la carga fiscal será de 32,6% del PIB, a lo que se suma un punto adicional si se toma la recaudación previsional que captan las AFJP. Esta cifra se compone de 26,9% del PIB que aplica la Nación, 4,3% de las provincias y 1,4% de los municipios.

Según FIEL, ya se había pasado de 17% del PIB en las décadas del 70 y el 80, al 20,3% en los noventa y 26,7% en 2005, siempre tomando la Nación y las 24 jurisdicciones subnacionales.

En 2008 se superará así a Estados Unidos, Japón y Australia, quedando no muy lejos de los 35 puntos de España y Alemania, y muy por encima del promedio de de América Latina, que ronda el 20% del PIB. “La presión tributaria de Argentina no es lógica si se tiene en cuenta que esta carga sube con el desarrollo de los países”, dijo Daniel Artana, de FIEL. “A esto hay que agregar el impuesto inflacionario con el que se financia el Estado y que pagan todos los sectores, el formal y el informal”, remarcó Artana.

En tanto la consultora Abeceb.com también estimó que, sin contar a los municipios, la presión fiscal global será este año del 31,4% del PIB.

Por otro lado, de tomar como base de cálculo la renta de las compañías, el Banco Mundial y PricewaterhouseCoopers estimaron la carga fiscal total (Total Tax Rate o TTR) en 178 países.

Con esta metodología, la carga de impuestos que sufren las empresas argentinas también resultó en extremo elevada. El país está en el puesto 172, mientras que Chile ocupó el lugar 18. Si se compensa esto con la facilidad de pagar impuestos por Internet, subiría al puesto 147.

El trabajo realizado arrojó como resultado que la Carga Fiscal Total llegó en Argentina al 112,9% de las utilidades.

Esa cifra se conforma de la siguiente manera:

  • 53% Ingresos Brutos
  • 26% Seguridad Social
  • 18% Impuesto al Cheque
  •  6% Impuesto a las Ganancias
  • 10% Otros

“De estos datos se desprende que el Impuesto sobre los Ingresos Brutos y el denominado usualmente Impuesto al Cheque tienen una fuerte participación en la tributación de las empresas, especialmente en un contexto de rentabilidad empresaria moderada o baja, por tratarse de gravámenes que justamente no recaen sobre utilidades sino sobre transacciones. En otras palabras, son tributos que deben pagarse gane o pierda la empresa”, afirmó Andrés Edelstein, socio de Impuestos de PricewaterhouseCoopers.

Pero, además, pesa sobre las empresas el costo tributario, que es el que lleva administrar la declaración y pago de impuestos, que es mayor para las pymes, por economía de escala. Sobre las empresas grandes pesan, de todos modos, los engorrosos sistemas de percepción y retención que las convierte en recaudadoras de impuestos a favor del Fisco.

Las empresas deben administrar 53 regímenes de retención y percepción pr

Temas en esta nota

    Cargando...