Redrado vuelve a hacer un buen negocio con la venta de dólares a futuro

Vencen mañana los contratos de agosto.

Por
28deAgostode2008a las07:47

Se acerca el fin de mes. Para el Banco Central (BCRA), esto implica enfrentarse con el vencimiento de los contratos de dólar futuro que fue pactando desde comienzos del año. Y, es tal la cantidad de operaciones realizadas que, según algunos operadores, el anestesiado mercado cambiario podría tener algo más de volatilidad en las ruedas de hoy y de mañana.

Ocurre que desde que se desató la crisis con el campo, el BCRA utilizó mucho el mercado de futuros para aplacar las expectativas de los inversores de una devaluación del tipo de cambio. La entidad que preside Martín Redrado vendió regularmente dólares a plazo, y logró así que el precio de la divisa quedara planchado en un rango de entre $ 3,02 y $ 3,05 (había llegado a operarse en mayo a $3,18).

Ahora, sin embargo, muchos de los bancos que se habían comprometido a comprarle dólares a plazo al BCRA estarían pagando “caro” por sus billetes, teniendo en cuenta la cotización actual de la divisa en el mercado es inferior de la que entonces habían pautado en sus contratos. Ayer, el dólar cerró a $3,026 en el circuito mayorista, y a $3,01 para la compra y $ 3,05 para la venta en las pizarras al público. Según datos del Mercado Abierto Electrónico (MAE), en mayo de este año, en plena crisis con el campo, el BCRA había convalidado contratos de venta de divisas a un tipo de cambio de hasta $3,18. Por ello es que en algunos operadores no descartaban que el sector privado ejerza cierta presión al alza sobre el tipo de cambio en los próximos dos días.

Aunque, hasta ahora, el mercado no pareció turbarse demasiado ante esta amenaza. Por lo visto, el poder de fuego del BCRA probó ser suficiente para amedrentar la presión de los inversores. “El Central demostró en estos días que todavía no está cómodo con que el dólar se mueva demasiado. Si la divisa sube uno o dos centavos enseguida interviene”, explicó el operador de un banco de primera línea. “Creo que más adelante en el año podría dejar que el dólar suba de golpe, pero lo hará en el momento en que el mercado menos lo espere”, opinó.

Mientras tanto, el Central se garantizaría con los futuros un excelente negocio, nada más oportuno teniendo en cuenta que por ahora no logró recomponer las reservas que debió volcar en el mercado para frenar la corrida durante el conflicto del campo.

Temas en esta nota

    Cargando...