Nuevo reclamo de la industria para que el tipo de cambio vuelva a ser competitivo

“La revaluación es mucho peor que la devaluación“, disparó el vicepresidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren. Quejas por la baja del dólar y la suba de los costos.

29deAgostode2008a las07:29

Los industriales nacionales no quieren usar la palabra devaluación. Muchos de ellos creen realmente que una fuerte suba del dólar generaría mayores presiones inflacionarias. Sin embargo, la mayoría de los empresarios considera que el tipo de cambio debería sufrir correcciones para que recupere la competitividad de los primeros años de la gestión K. Aunque el tipo de cambio nominal se depreció 5% recientemente, el verdadero problema que afronta hoy la industria es la suba de costos, que aprecia el tipo de cambio real.

Este reclamo, reiterado en los últimos meses por los industriales, fue nuevamente planteado en la 4º Convención de la Industria Textil de Indumentaria y Diseño Argentino organizada por la Fundación Pro Tejer, por varios panelistas que asistieron al evento.

Uno de ellos fue el vicepresidente de la UIA y titular de la Federación Textil e Indumentaria, José Ignacio de Mendiguren, quien enfatizó que “el tipo de cambio competitivo fue clave para sacar al país de la crisis” de 2001. “Cuando hablamos de devaluación, todo el mundo se irrita, y no ocurre lo mismo cuando se habla de revaluación de la moneda. Y yo les puedo asegurar que la revaluación es mucho peor que la devaluación para la Argentina”, dijo convencido el ex ministro de Producción del gobierno de Eduardo Duhalde. En un día en que el dólar bajó otro centavo –cerró en $3,04–, De Mendiguren también sostuvo que “los atrasos del tipo de cambio y la suba de las tasas de interés significan la vuelta de la bicicleta financiera”.

De todas maneras, después de haber quedado expuesto semanas atrás cuando afirmó que la inflación ronda el 25% anual, el directivo textil se cuidó esta vez al remacar que cree que “el atraso actual es coyuntural”. “Si se transforma en una tendencia, me preocupa mucho”, dijo.

Aldo Ferrer advierte

Por su parte, otro defensor del actual modelo productivista, el economista Aldo Ferrer, también puso mencionó la necesidad de realizar correcciones. Entre los interrogantes planteados, Ferrer se refirió al problema de la inflación, que si bien “no está descontrolada”, “conviene bajarla a niveles adecuados” para moderar las expectativas y para que “la sociedad esté más tranquila” y también habló de una “fuerte apreciación cambiaria” y de “aumento de los costos en dólares, que incide sobre la rentabilidad de los sectores”. “La consecuencia de la apreciación cambiaria es que quita competitividad, sube las tasas de interés y atrae capitales especulativos del exterior”, enfatizó el economista.

Asimismo, reclamó volver a un “tipo de cambio de equilibrio”, que es aquel que permite que se favorezca el compre nacional a la importación y el que desalienta el ingreso de capitales golondrina.

El presidente de la Cámara Industrial de las manufacturas del Cuero, Raúl Zylbersztein, también hizo una referencia al valor del dólar: “En 2003, ganamos mucha competitividad con esa sola medida y creo que no podemos dejarla de lado como política industrial”.

Si bien existen algunos empresarios más osados que desearían que el valor de la divisa norteamericana llegue a $ 3,50 o más, lo que busca la gran mayoría de los industriales es que el dólar deje de caer y vuelva a ubicarse en una banda entre $ 3,15 y $ 3,20, como estaba hasta hace pocos meses.

Al mismo tiempo, existe un profundo reclamo de la industria para que el Gobierno encare el problema de la inflación seriamente para evitar que los costos siguen subiendo. Los empresarios no sólo están preocupados por el incremento de los insumos, sino también de los salarios, que este año crecieron má

Temas en esta nota

    Cargando...