La rentabilidad de las 300 has en el río revuelto del agro

Los productores nacionales se mueven en un escenario con reglas de juego confusas y variables donde aparecen mejores probabilidades de rentabilidad para los que tienen 300 hectáreas, o algunas más.

Por
01deSeptiembrede2008a las08:04

Los analistas pudieron comprobar que en Estados Unidos los agricultores con menos de 500 hectáreas ya son una especie en vía de extinción.

El remanente humano -antiguos propietarios, herederos, empleados- pasan a trabajar en las firmas agro-productoras de alimentos o metalmecánicas en sus estados, ciudades y cerca de sus ex campos.

También notaron que el gobierno norteamericano aplica recomendaciones como las del economista Andrés Yurjevic y trabaja de manera estrecha con el agricultor para garantizar la producción eficiente y la transferencia tecnológica.

En cambio, en nuestro país los productores por las suyas, de manera intuitiva, se han lanzado a buscar alianzas productivas, reconversión, mientras regulan o suspenden las inversiones, desisten de los alquileres en zonas marginales.

Así el mayor anuncio de la semana no tranquilizó los ánimos.
Lo formuló el secretario de Agricultura, Carlos Alberto Cheppi, y prometió que el sector tendrá un aumento de presupuesto de 1.000 millones para incrementar la producción de granos al 50 por ciento.

Mucha gente del agro miró al cielo, luego bajó los ojos hacia la tierra reseca como no se recuerda en los últimos 20 años, buscó en los mostradores la úrea (nitrógeno granulado) al precio prometido de 450 dólares más Iva y la encontró a 1000 dólares la tonelada.
Los cálculos indican que “hacer” una hectárea de soja cuesta unos 300 dólares, mientras que el maíz vale entre 550 y 600 dólares la hectárea. Entonces, Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria, advirtió “quieren hacer desaparecer a los pequeños y medianos productores”.

CAMBIOS DE TAMAÑO. Según los datos del Censo Agropecuario de 2002, existían unas 333 mil explotaciones agropecuarias, con una caída en el tamaño de un 18 por ciento, cada cuatro años.

Como consecuencia, desaparecen las menores de 400 hectáreas y crecen las mayores a 500 hectáreas, por lo que la rentabilidad está sostenida apenas en los productores de 300 hectáreas.

Un encuestador bonaerense nos contaba las dificultades que tiene para obtener información la encuesta agropecuaria que lleva adelante el gobierno.
“No me responden o esconden información” dijo al describir sus experiencias en las tranqueras. Por estos motivos y otros, la Comisión de Enlace solicitó al jefe de Gabinete que se suspenda el actual censo: “descrédito” y “falta de calidad científica”, se argumentó.

POLÍTICA POR SECTORES. Consultado el ex vicepresidente de la Nación y actual titular del Mercosur, Carlos “Chacho” Alvarez, confesó que creía que “los pequeños productores trabajaban en red” y reconoció que “en nuestro país faltan políticas agropecuarias por sectores”.

Mientras tanto en el país están sembradas 4.5 millones de hectáreas de trigo y se estima una implantación de 3.7 millones de hectáreas de maíz, a partir de los próximos días.
 
Por Matilde Fierro.

Temas en esta nota

    Cargando...