Los ruralistas salen en busca de votos

El agro intentará incluir a varios dirigentes en las listas de todos los partidos; Miguens, la figura difícil.

02deSeptiembrede2008a las06:51

El campo se prepara para meses intensos de campaña. Pero esta vez, no se trata de sembrar y cosechar granos, sino votos. Los ruralistas saldrán a pelear espacios tanto en el estrecho espacio de la puja gremial interna como en la más vasta extensión de la política nacional, en la que esperan transformar en escaños el apoyo social logrado durante el conflicto por las retenciones móviles.

Mientras renuevan sus liderazgos puertas adentro de sus entidades, los dirigentes no dejan de atender otros llamados. No habrá partido del campo, como pide el Gobierno, pero las listas legislativas de distintas fuerzas incluirán a varios hombres del sector agropecuario. Y la temporada de caza de dirigentes ya está abierta. Directa e indirectamente, por derecha y por izquierda, el ruralista entrerriano Alfredo De Angeli recibió invitaciones de distinto alcance. Mauricio Macri, Elisa Carrió, el radicalismo y hasta el peronismo disidente lo tentaron para sumarse a sus propuestas. Incluso, el líder piquetero Raúl Castells no se pierde asamblea agropecuaria para invitar a los productores que quieran para integrar las listas del movimiento piquetero.

En principio, la estrategia del campo podría consistir en la postulación de dirigentes de segundas líneas, que se hicieron conocidos durante el conflicto, pero que expondrían menos al sector frente a eventuales resultados adversos, en las listas de distintos partidos. La ilusión de la dirigencia es que, una vez en el Congreso, los ruralistas electos puedan trabajar transversalmente, tal como sucede en otros países productores de alimentos.

En el pelotón de segundas líneas con aspiraciones, el vicepresidente de Federación Agraria, el chaqueño Pablo Orsolini, sorprendió al dejar abierta la puerta para una eventual candidatura. "Yo estoy afiliado al Partido Socialista y no lo descarto, como otra gente podría presentarse por otros partidos", dijo el dirigente días atrás.

Liberado
También hay expectativa sobre lo que pueda hacer el presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, que este mes dejará el cargo en manos del actual vicepresidente, Hugo Luis Biolcati. Entre los suyos, Miguens niega que vaya a aceptar cualquier ofrecimiento, pero los más audaces no dejan de hacer notar que fuera del cargo, quedará liberado para encarar una carrera política, como lo hicieron su antecesores Guillermo Alchouron (dos veces diputado por el cavallismo) y Enrique Crotto, el hombre que Carlos Menem había pensado para la Secretaría de Agricultura de un hipotético tercer gobierno suyo.

Otro que niega una posible candidatura, pero que coquetea con la posibilidad, es el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, que al agradecer un ofrecimiento de Eduardo Duhalde para ser candidato, recordó que el año pasado el cineasta Fernando Solanas, le propuso ser su compañero de fórmula presidencial y que el ahora gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner, también lo tentó con una postulación a diputado nacional.

Para los ruralistas, septiembre será un mes clave. Una vez resuelta la cuestión interna quedará más claro qué hombres podrían integrar las listas partidarias. En la Rural, Biolcati -candidato de una única lista- debe ser ratificado por una asamblea de socios. En tanto, un congreso de delegados resolverá este mes la puja interna en la Federación Agraria, en la que conviven Buzzi y el entrerriano De Angeli.

Ambos dirigentes niegan estar enfrentados, pero en sus respectivos entornos marcan profundas diferencias ideológicas. "Está hablado que De Angeli banca lo de Buzzi en septiembre. No hay internas", dijo Buzzi, que aspira a liderar la entidad cuando ésta cumpla 100 años, en 2012. Por lo pronto, como si se tratara de llenar fichas de afiliación en los meses previos a una interna

Temas en esta nota

    Cargando...