La protesta de camioneros paraliza el comercio granario

La medida de fuerza comenzó el miércoles pasado en Rosario, se extendió luego a Ramallo y ayer alcanzó a Bahía Blanca. Bolsas y operadores insisten en intervención oficial.

Por
02deSeptiembrede2008a las07:00

El Sindicato de Choferes de Camiones, que responde a Hugo Moyano, reforzó su embestida contra la empresa cerealera Bunge, al sumar a su bloqueo de hace una semana a la planta del puerto santafesino de San Martín, nuevas protestas a las puertas de esa firma en las ciudades bonaerenses de Ramallo y, desde ayer, Bahía Blanca.

Además, entre hoy y mañana la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt), que encabeza Omar Viviani, definirán solidarizarse con el reclamo del gremio del líder de la CGT.

En tanto, los camioneros están preparando para el jueves o viernes una marcha, junto con otros gremios, al edificio porteño de Bunge, ubicado en 25 de Mayo al 500.

La situación ya perjudica al normal funcionamiento del comercio de grano, ya que las terminales de la empresa están ubicadas sobre puertos por los que pasan centenares de camiones con destino a otras plantas de otras cerealeras y exportadores radicadas dentro de los mismos complejos portuarios.

“La huelga continúa en Santa Fe, Ramallo y el puerto de Bahía Blanca, donde los trabajadores impiden el ingreso y el egreso de camiones”, informó a Télam el secretario adjunto del gremio de camioneros, Pablo Moyano.

Desde que se desató el conflicto, y la protesta de camioneros se instaló a las puertas de la cerealera, Bunge desestimó los reclamos gremiales, en particular la existencia de un acta-acuerdo para “blanquear” personal de empresas tercerizadas, así como por condiciones de higiene y seguridad para los choferes cerealeros.

Al rechazo de la empresa de los argumentos de Moyano, se sumó posteriormente la Cámara de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), que instó a las autoridades nacionales a tomar intervención para destrabar el conflicto.

Pablo Moyano remarcó ayer que la protesta se sustenta en que “el 80% de los choferes percibe sus haberes en negro, alrededor de $ 1500, en lugar de los $ 5000 que fija el convencio colectivo” de los camioneros.

Con la extensión de los bloqueos, la actividad granaria en las principales bolsas y puertos argentinos está prácticamente paralizada. En ese marco, las Bolsas de Cereales de Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba, Entre Ríos, y las de Comercio de Rosario y Santa Fe manifestaron la preocupación sectorial ante la probabilidad cada vez más cercana “de que se produzca la paralización total del transporte de granos”.

En ese sentido, alertaron que esa paralización “repercutirá negativamente a la, de por sí, grave situación que están atravesando los productores”.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...