Economistas elogian la señal, pero advierten sobre el pago con fondos del Central

Señalaron a lanacion.com que la medida dispuesta por el Gobierno allanará el camino para lograr financiamiento en 2009, teniendo en cuenta los fuertes vencimientos del año que viene; se reaviva el debate sobre la utilización de reservas.

02deSeptiembrede2008a las16:52

Una buena señal. Para los economistas privados, tanto los ortodoxos como los heterodoxos, la decisión oficial de pagar los 6700 millones de dólares adeudados al Club de París abrirá, por lo menos en parte, las fuentes de financiamiento para poder afrontar el pago de los vencimientos de deuda que el Gobierno tiene en 2009.

Tras las advertencias de Wall Street y el Fondo Monetario Internacional (FMI), los analistas consultados por lanacion.com aseguraron, casi en consonancia, que ven con buenos ojos la decisión anunciada hoy por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque desde algunos sectores fue eje de críticas.

Además, la cancelación de la deuda con Club del París, como ocurrió con el pago al FMI a fines de 2005, reavivó un viejo debate: ¿Es necesario utilizar las reservas disponibles del Banco Central (BCRA) para pagar un pasivo que podría haberse reestructurado?

La decisión de no arreglar un refinanciamiento responde a una idea eminentemente política. Una cláusula del Club de París exige que estos procedimientos incluyan un monitoreo FMI del país deudor, en este caso la Argentina.

"En principio, creo que pagarle a Club de París es una buena señal", declaró a lanacion.com el director del Centro de Estudios Bonaerenses, Dante Sica. "Va a encauzar las expectativas favorables a nivel interno y externo, y bajará la tensión para que el país vaya recuperando financiamiento internacional", estimó.

"Esto le allana el camino al Gobierno pensando en el año que viene, un año mucho más exigente [de acuerdo a los vencimientos de deuda]", afirmó. En este sentido, estimó que abre nuevas fuentes de dinero más allá de Venezuela o las arcas públicas.

El economista dijo además que la decisión oficial, anunciada por la Presidenta en el Día de la Industria, beneficiará a las grandes empresas que podrán volver a financiarse con capital externo.

Para Sica, la elección entre una reprogramación de la deuda o pagar con divisas al contado era una decisión política. "Yo hubiese elegido la refinanciación del pago. No obstante, la Argentina va a recuperar los fondos pero puede que ahora le cueste un poco más que cuando le pagó al FMI", señaló Sica.

"Las reservas del BCRA son un activo y ese activo respalda sus pasivos. El principal es el circulante", subrayó en economista que prefirió mantener el anonimato. "En consecuencia, es claro que no es objetivo de las reservas ser utilizadas para cancelar deuda externa de la Nación", agregó.

El experto describió que no es el Central el que cancela la deuda, sino el Tesoro Nacional. Para esto, la entidad que dirige Martín Redrado presta los 6700 millones de dólares y recibe en contrapartida "un papelito" [un pagaré] del Estado. "Queda deteriorada la garantía que tiene el circulante", disparó.

Deudas legítimas. "Me parece un disparate", criticó en declaraciones a este medio el economista de la CTA Claudio Lozano. "El Gobierno ha perdido la brújula", agregó.

"Si teníamos reservas de libre disponibilidad hubiera sido preferible, en el Día de la Industria, constituir un fondo de reindustrialización de la Argentina antes que volver a entrar en la categoría de pagador formidable, abonando de una vez al Club de París una deuda ilegítima construida a finales de la dictadura y sobre los finales de la convertibilidad", fundamentó.

"Esta deuda debió haber sido investigada antes que pagada", afirmó el también diputado. "Creo que a la Presidenta la asesora el enemigo. Estamos discutiendo en el Parlamento sobre cómo recomponer la deuda legítima que se tiene con

Temas en esta nota

    Cargando...