La otra cara de la ganadería uruguaya: frigoríficos se cartelizan para desinflar los precios de la hacienda

Desde fines de la semana pasada los valores ofrecidos del novillo pesado cayeron de manera abrupta al pasar de 3,60-3,65 a 3,50 u$s/kg gancho a levantar del campo. Por ahora son pocos los productores orientales dispuestos a convalidar esos precios.

Por
02deSeptiembrede2008a las17:00

La mayor parte de los frigoríficos que operan en el mercado uruguayo coordinaron acciones para intentar bajar los precios pagados por la hacienda. Por el momento esta pulseada no tiene un ganador definitivo.

Desde fines de la semana pasada los valores ofrecidos del novillo pesado cayeron de manera abrupta al pasar de 3,60-3,65 a 3,50 u$s/kg gancho a levantar del campo. Pero con ese valor “son muy pocos los negocios que se concretan”, indicó ayer un informe de la consultora oriental Blasina & Tardáguila.

“El mercado de la hacienda gorda sigue trabado, en la medida que la industria ejerce fuerte presión a la baja en las cotizaciones de compra que en muchos casos no son aceptadas por los productores”, añadió.

En tanto, la vaca gorda cotiza en general un rango de 3,00 a 3,10 u$s/kg gancho versus 3,15 a 3,20 u$s/kg a comienzos de la semana pasada.

“Es difícil prever qué evolución tendrán los precios en estas 2-3 semanas. Por el momento la industria no ha logrado consolidar las bajas propuestas, dado que la operativa se contrajo de forma sensible. Está por verse quién será el vencedor de esta pulseada”, indicó Blasina & Tardáguila.

En el vecino país las lluvias de la semana pasada fueron más que oportunas para tranquilizar la situación de falta de agua en varias zonas del país. Los verdeos y las praderas se encuentran en excelente estado y permiten a las novilladas ganar kilos con rapidez.

“Operadores del mercado señalaron que la opción de varios productores ante la fuerte baja en los precios de compra de la industria es seguirle agregando kilos por algunos días más”, señala el informe.

El “novillo tipo” es un modelo elaborado por el Instituto Nacional de Carnes de Uruguay (Inac) para estimar el resultado total –en dólares corrientes– de la venta de todo lo que compone un novillo británico de 480 kilogramos con rendimiento del 54% (carne, menudencias y subproductos). Este valor en agosto pasado fue de 1084 u$s/cabeza versus 1035 u$s/cabeza en julio (+4,7%).

Sin embargo, el “valor agregado por la operación industrial” –otra medición del Inac que incluye costos costos y beneficios industriales– registró una baja en agosto con respecto a julio (350 versus 367 u$s/cabeza), luego de crecer de manera constante desde octubre de 2007 (cuando era de 126 u$s/cabeza con un valor del “novillo tipo” de 703 u$s/cabeza).

En Uruguay más del 72% de la demanda de ganado se encuentra concentrada en las diez principales plantas de faena. Y más del 40% de la faena está en manos de empresas de capitales brasileños, según un trabajo elaborado en 2007 por la Dirección General de Comercio del Ministerio de Economía de Uruguay.

El grupo económico que concentra actualmente la mayor participación en la faena en el vecino país es el brasileño Marfrig, que en 2006 adquirió los frigoríficos Tacuarembó y Elbio y en 2007 compró La Caballada y Establecimiento Colonia (este último pertenecía a la familia Bameule, ex propietaria la compañía argentina Quickfood, que también pasó a manos de Marfrig a fines de 2007).

Temas en esta nota

    Cargando...