El nuevo escenario post-Club de París, con subas de hasta 15% en bonos

Si bien el mercado dice que es todavía es “prematuro“, la plaza podría cobijar algunas oportunidades. Bonos en dólares, con tasas que pagan 15% anual como los Boden 2012 o 2015 y el Bonar V, son buenas alternativas. Se dice en la city que el Gobierno estaría decidido a llevar los títulos a un retorno del 11% promedio en dólares, lo que deja por delante un avance de hasta 15% para los títulos más largos. Para arriesgados.

Por
03deSeptiembrede2008a las07:33

Aunque con tirabuzón, algunos analistas de la city porteña ya se animan a barajar y dar de nuevo. Si bien lejos se está de un escenario que prescinda de la cautela a la hora de invertir, al finalizar la jornada ayer e insuflados por el impulso que podrían tomar las cotizaciones, circularon los primeros informes que buscan encontrar valor en el mercado de la renta fija.

Si bien el mercado de acciones todavía luce peligroso para recomendaciones, los analistas arriesgan que en la plaza de títulos públicos podría haber oportunidades. En este sentido señalan que los bonos en dólares se cuentan como una de las oportunidades de inversión para aprovechar.

Los analistas argumentan que existe un desarbitraje para este segmento de la renta fija local. Dicen que hoy un título en dólares a 2 años paga la misma tasa de retorno que un bono a 30 años. Baja duration, altos rendimientos y un nivel de tasas que como mínimo duplica al de otros países de la región, conforman un cóctel que resultaría tentador para el inversor en bonos como los Boden 2012, 2013 y 2015 que pagan una tasa de entre 14% y 16% en dólares. También el Bonar V se ubica entre los “elegibles”.

En el universo de la renta fija latinoamericana, la Argentina sigue siendo el mejor candidato. Mientras que países como Brasil, Chile, México y Perú son investment grade, Argentina descendió de categoría (Standard & Poor’s le bajó la nota y Moody’s redujo el outlook). Así, no extraña que los títulos locales en dólares (los ubicados en el tramo medio de la curva) ostenten un rendimiento que supera tres veces lo que pagan otras naciones de América latina.

El ejemplo cabal bien podría ser el Boden 2012. Este título rinde 13,78% contra menos de 4% que paga un Global de Chile. Al contrastarlo con otras emisiones de igual plazo se encuentra que un bono de Colombia o de Uruguay rinden 4,7%, mientras que un Global 12 del Perú rinde poco más de 5% anual. En el caso de México, por ejemplo, un título de referencia para este plazo consignado está pagando 4,33%.

“Estos títulos tienen una relación retorno importante si se tiene en cuenta el plazo y el spread que pagan”, señala una fuente del mercado.

Posibles upsides

En rigor, a la hora de analizar posibles evoluciones, la cuenta se hace extensiva a otros títulos públicos locales que han sufrido un gran deterioro en sus precios y, por lo tanto, hoy pagan tasas extraordinarias. Tomando nota de un rumor que recorre las mesas de dinero y que habla de la voluntad del Gobierno de llevar los títulos públicos a un rendimiento del 11% promedio en dólares, esto implica una apreciación que se ubica en torno al 15% en los precios hasta alcanzar ese rendimiento tanto en el caso del Par como también del Discount.

Aquí se dividen las aguas. Para aquellos con más aversión al riesgo, los analistas señalan que los bonos ubicados en el tramo corto de la curva en dólares son los mejores. Para aquellos que quieren apostar por títulos más volátiles, el Par y el Discount son los indicados.

Temas en esta nota

    Cargando...