La sobretasa de EEUU al etanol de Brasil sería analizada por un panel de la OMC

El Canciller brasileño anunció que está estudiando la posibilidad de elevar un caso ante la entidad multilateral. EEUU cobra, además del arancel normal, un gravamen adicional de 0,54 dólares por galón de etanol brasileño para proteger a los productores nacionales.

Por
03deSeptiembrede2008a las16:50

Brasil está estudiando la posibilidad de demandar a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por la sobretasa que el país norteamericano impone a las importaciones de etanol brasileño, según afirmó hoy el Ministro de Relaciones Exteriores, Celso Amorim.

"Estamos haciendo una evaluación jurídica y creemos que tenemos un caso sustentable. Creemos que tenemos buenas posibilidades de vencer y por eso es muy probable que lo llevemos ante la OMC", dijo Amorim en rueda de prensa en Río de Janeiro. "No hay un plazo. Puede ser en un mes, en dos meses. Va a depender de la lectura que hagamos de la evaluación jurídica y de las conversaciones con los productores y los abogados", agregó el Canciller.

Estados Unidos cobra, además del arancel normal, un gravamen adicional de 0,54 dólares por galón de etanol de caña de azúcar importado desde Brasil, que es mucho más barato y eficiente que el etanol a base de maíz producido por la nación del norte. La sobretasa es considerada como una medida para proteger a los productores estadounidenses de maíz y de etanol, y constituye un freno a los planes de expansión del biocombustible del país sudamericano, el mayor productor y exportador mundial de etanol de caña de azúcar.

"Consideramos que es un cobro indebido. Creemos desde hace algún tiempo que se trata de una tasa ilegal que no tiene cómo ser sustentada", afirmó Amorim.

La eventual demanda fue anunciada poco después de que Brasil le solicitara a la entidad multilateral que retomara el proceso de arbitraje contra Estados Unidos por los subsidios que ese país otorga a la producción de algodón. La OMC ya determinó que Estados Unidos incumplió su obligación de eliminar esas subvenciones, pero quedó pendiente la fijación del valor de las sanciones comerciales que podrá aplicar y que según se conjetura en algunos sectores podría ser cercano a los 1.000 millones de dólares.

Amorim negó que la decisión de recurrir a la OMC para solucionar las divergencias comerciales con el país norteamericano sea una "respuesta" automática al fracaso de la última reunión ministerial en el marco de las negociaciones de la Ronda Doha en Ginebra. "Apenas estamos retomando los procesos. No es una respuestas ni queremos que sea interpretada así", afirmó el Canciller brasileño. Sin embargo, insistió en que un fracaso definitivo de la Ronda Doha multiplicará las disputas en la OMC.

Según Amorim, entre los productos cuyo libre comercio Brasil está dispuesto a defender en el ente regulador, el más importante actualmente es el etanol. La eliminación de dicha tasa, que también perjudica a los planes de Estados Unidos para incentivar el consumo del biocombustible, fue discutida infructuosamente durante la visita que el Presidente estadounidense, George W. Bush, realizó a Brasil el año pasado.

Temas en esta nota

    Cargando...