Está paralizada en forma total la descarga de granos

Mientras la CGT amenaza con convocar a un paro nacional, y las cerealeras niegan algún tipo de responsabilidad en los motivos del conflicto, el gobierno sólo se limita a mirar.

04deSeptiembrede2008a las07:11

El reclamo de mejores condiciones salariales y el blanqueo de la relación laboral que lleva delante desde el martes en la ciudad el Sindicato de Choferes de Camiones, Obreros y Empleados de la República Argentina (Sichoca) desembocó ayer en la interrupción total de las operaciones de descarga de granos en Terminal Bahía Blanca, ante la falta de avances en las negociaciones mantenidas en Capital Federal.

"No tenemos ninguna novedad, sabemos que hubo reuniones, pero no pasó de eso. Desde las 11 los muchachos cortaron totalmente la salida de los camiones de la playa (El Triángulo)", manifestó durante la tarde de ayer el secretario general del Sichoca, Carlos Medina, quien afirmó que Hugo Moyano interviene directamente en las discusiones.

La medida de fuerza comenzó a afectar desde las primeras horas del martes a la cerealera Bunge y Born, pero esa misma tarde se hizo extensiva a otros operadores, con el argumento de que no era posible identificar al "dueño de la carga".

Medina confirmó que actualmente están interrumpidas las cargas en Rosario, Ramallo, Necochea, Bahía Blanca, y desde ayer en el puerto de Quequén.

El gremio del transporte anunció el lunes que el ministerio de Trabajo había constatado irregularidades en materia salarial e infracciones a la seguridad social entre choferes del sector en puertos del litoral, y que por ese motivo había decidido avanzar con un plan de lucha. El mismo consistía en la interrupción del acceso a las plantas procesadoras y de embarque en distintos puertos, a las que el sector considera "solidariamente responsables" por la situación.

Desde la presidencia de la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Javier Buján indicó ayer a este diario que la medida de fuerza ya está causando serias pérdidas a muchos integrantes de la cadena comercial, además de significar otro motivo de alerta para los importadores.

Buján consideró que la falta de avances en el conflicto se debe, fundamentalmente, a que los receptores de cargas no tienen ninguna responsabilidad en el establecimiento de las condiciones laborales de los choferes.

 "A las terminales portuarias llegan mercaderías que previamente algún exportador compró a un productor, acopiador o cooperativa, que son los únicos dadores de carga, con lo cual cuando esos vendedores cargan la mercadería ya saben perfectamente a quien va dirigida y tienen convenido el flete", manifestó ayer Buján.

Agregó que, por esa razón, carecía de razonabilidad el reclamo del gremio del volante.

Amenaza de paro total. El titular de la CGT y líder de los Camioneros, Hugo Moyano, advirtió ayer ante el plenario general de los gremios marítimos portuarios que si no hay respuesta al reclamo salarial para los trabajadores de esa actividad y para los camioneros que trabajan en las cerealeras "el camino es un paro general".

Así lo informó el titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmitd, tras el plenario de los gremios enrolados en la Federación Marítimos Portuarios de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra) que se realizó en el salón Felipe Vallese de la CGT.

De esta forma, Moyano respaldó abiertamente el reclamo por mejores salarios que vienen realizando los gremios del sector marítimo portuario y sus representados, los camioneros, que se desempeñan en la cerealeras Bunge, Molinos Río de la Plata, Nidera y Cargil.

Al mediodía, los trabajadores marítimos-portuarios iniciaron un paro de actividades y se concentraron en la esquina de Avenida Córdoba y Huergo, en Capital Federal, desde donde se movilizaron hasta la CGT, y realizaron un plenario.

El paro de la Federación en to

Temas en esta nota

    Cargando...