El Club reclama US$ 7900 millones

Hubo respaldo al anuncio de pago, pero existe una diferencia de US$ 1200 millones con la cifra declarada por la Presidenta.

04deSeptiembrede2008a las07:26

El Club de París aplaudió ayer la decisión de la Argentina de pagarle su deuda al contado, pero afirmó que el total no asciende a los 6706 millones de dólares anunciados por la presidenta Cristina Kirchner sino a 7900 millones de dólares.

El secretario general de este grupo informal de acreedores, Xavier Musca, indicó que los representantes de los acreedores de la Argentina se reunirán el 15 de este mes para estudiar este caso, luego del receso por el verano boreal.

Fuentes del Club en París indicaron a La Nacion que la suma anunciada por la Presidenta con tanta precisión sólo corresponde a la deuda que ya venció desde fines de 2001, cuando se declaró el default soberano. De inmediato aclararon que la deuda total asciende a 7900 millones de dólares.

La importante diferencia entre ambas cifras, explicaron fuentes oficiales y privadas en Buenos Aires, tendría que ver con que el Club de París siempre contabiliza los pagos que deben hacerse en el futuro y los punitorios por los atrasos, mientras que el Gobierno sólo menciona los compromisos ya vencidos. Esa brecha deberá negociarse entre los funcionarios del Ministerio de Economía y el Banco Central y los representantes de los 19 países acreedores agrupados en el Club.

Pero como la Presidenta ya anunció la cifra final, eso limitará el margen de maniobra de los negociadores. Además, dado que Cristina Kirchner anunció que pagará los US$ 6706 millones de una sola vez, surgen las dudas respecto de qué pasará con el monto adicional que se negocie en París, ya que antes esas diferencias se saldaron con refinanciaciones, y ése sería el trámite que el Gobierno quiere evitar para no tener que volver a tratar con el FMI.

Las dudas no terminan ahí, pese a que ayer se publicó el decreto oficial con la orden de la Presidenta al ministro de Economía, Carlos Fernández, para pagar la deuda.

En ese sentido, mientras en la Casa de Gobierno afirmaban que esa norma permite el pago con reservas del BCRA, en el Ministerio de Economía y el Banco Central se admitía que habrá que enmendarlo.

En 2005, con el pago al FMI, se firmó un decreto de necesidad y urgencia que habilitó la utilización de estos recursos del Banco Central para el pago a organismos multilaterales.

En la norma de ayer se menciona al Club como un ente similar al FMI, pero en realidad se trata de un grupo informal que no tiene personería jurídica y por lo tanto no puede recibir pagos del Banco Central.

En ese sentido, el ex ministro de Economía y ex presidente del Banco Central Roque Fernández sostuvo: "Tomar al Banco Central como una agencia del Ejecutivo también es un gesto de debilidad institucional".

"Por otra parte-expresó Fernández- la carta orgánica del Central dice explícitamente que no recibirá instrucciones del Ejecutivo nacional. En cambio, por una serie de errores, se delega esa facultad del Central y se genera esta arbitrariedad."

Por otro lado surgieron dudas respecto del pago de una deuda US$ 1000 millones a España, que había sido reestructurada a seis años de plazo.

Algunas fuentes del mercado sugirieron ayer que, pese a que el Gobierno no lo informó, este pasivo también se pagará al contado, para no desfavorecer al gobierno español frente al resto de los acreedores oficiales.

Respuesta positiva

Tanto el Club de París como el gobierno francés se congratularon, en términos muy protocolares, del anuncio formulado anteayer por la presidenta Cristina Kirchner, mientras que los expertos expresaban una opinión mucho más reservada sobre su verdadero alcance. "Fue una buena sorpresa y nuestra reacción es muy positiva", dijo a La Nacion un vocero del Club de París que pidió no ser identificado.

Ese gesto permitirá "normalizar

Temas en esta nota

    Cargando...