Crecieron los ingresos por exportaciones de commodities

Las aceiteras dicen que se debe al fuerte aumento de los precios internacionales.

Por
08deSeptiembrede2008a las07:45

Con aumentos de ingresos por exportaciones que van desde el 36% para el trigo y el 95% para el poroto de soja, podría decirse que la agroindustria argentina está festejando por el balance de los primeros ocho meses de 2008 respecto del mismo período del año pasado.

Sin embargo, desde este sector afirman que los números oficiales son engañosos. "Lo que vimos en este tiempo fue un fenomenal aumento de los precios de las commodities, y no un aumento de los volúmenes exportados", explicó una fuente de la industria exportadora. Este aumento de los precios, ocurrido en los primeros meses del año, es lo que explicaría la presencia de productos agrícolas en seis de los diez primeros puestos del ranking de los productos que más ingresos le dejaron al país entre enero y agosto por ventas al exterior.

La segunda explicación que dan las aceiteras afirma que los únicos aumentos significativos de volumen exportado se dieron en maíz y en trigo (4° y 7° lugar en el ranking de los productos que más ingresos por exportaciones generaron) y que esto se debería a una "chicana administrativa" de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que preside el ex jefe de la Aduana Ricardo Echegaray.

"La resolución 543 nos obligó a exportar el trigo en un período de tiempo mucho más corto, por lo cual tuvimos que concentrar las ventas de siete millones de toneladas entre fines de diciembre y mediados de marzo pasados", argumentó una alta fuente de la industria. "Algo parecido sucedió con el maíz, rubro en el que se obligó a embarcar buena parte de la cosecha dentro de un límite de 45 días. En ambos casos, el aumento de volumen se puede explicar en que las exportaciones que antes podíamos declarar a principio de año y dosificar en 12 meses, ahora las hacemos en un lapso muy corto", agregó la fuente.

Aceiteras, a la cabeza
Los números oficiales de las exportaciones de enero a agosto que manejan en el sector muestran un fuerte protagonismo de los productos agropecuarios y sus derivados, ya que los cuatro primeros lugares del listado están ocupados por los residuos sólidos de la extracción del aceite de soja, poroto de soja y maíz. Más adelante, en los lugares séptimo y octavo, se encuentran el trigo y el aceite de girasol. Fue este último producto el que más aumentó sus ingresos por las exportaciones, un 151%, lo que generó divisas al país por 1182 millones de dólares.

En el rubro empresas, el predominio de las agroindustrias es aún más notable, ya que entre las diez firmas que más dinero generaron por las exportaciones hay ocho exportadoras de cereales: Cargill, Bunge, LDC, AGD, Nidera, Molinos, ADM y Vicentín. Y ocupan lugares más abajo, dentro de los 20 mayores, Alfred Toepfer, Noble, ACA y Moreno.

Desde la visión de la Casa Rosada, estos números permitirían demostrar dos argumentos: que el paro del campo fue una falacia, ya que se comerció más que nunca, y que el contexto no es tan negativo como dicen las empresas y las entidades. Desde las aceiteras y el campo insisten: "Los aumentos se explican por los precios". Y agregan que los ingresos podrían haber sido mucho mayores, "sino fuera por el intervencionismo y la maraña de regulaciones cada vez mas difíciles".

"Cuando se presentan estos números, se olvidan de que buena parte de la cosecha ya estaba negociada cuando estalló el conflicto [el 50%] y eso se exportó, sin contar el stock que las aceiteras ya tenían", dijo el director de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Alfredo Rodes. "Eso, sin contar la soja que vino de Paraguay por el régimen de importación temporaria y que también se procesó y exportó", agregó Rodes.

Por Mercedes Colombres.

Temas en esta nota

    Cargando...