Dos pronósticos de tasas, una misma conclusión: el fin del supereuro

EL dólar llegó a negociarse a 1,419 por euro.

Por
08deSeptiembrede2008a las07:58

El dólar viene con mucho envión. El viernes, aún con el desastroso dato de desempleo en EE.UU., se las ingenió para volver a avanzar contra el euro. De hecho, cerró la semana con una suba de 2,4%, mientras que ya acumula un avance de 8,3% desde comienzos de agosto. El viernes llegó a negociarse a 1,4196 por euro, desde su mínimo de 1,6038 del 15 de julio pasado. Desde ese pico, la moneda ya resurgió un 11%.

Pero el informe del viernes, que reveló una tasa de desempleo de 6,1% cuando los analistas esperaban 5,7%, podría llegar a sacarle algo de impulso a la moneda en los próximos días. En principio, lo que sí reaccionó en forma inmediata fueron las expectativas en relación a las tasas en EE.UU. Los futuros dejaron ver que el mercado ya considera una leve posibilidad de un recorte a finales del año, luego de muchos meses en los que la mayoría se jugaba a que la próxima medida sería un alza. A una semana del nuevo encuentro de la Fed, los analistas no terminan de ponerse de acuerdo respecto al rumbo de la política monetaria a ambos lados del Atlántico en el mediano plazo. A continuación, dos claros ejemplos. Mientras que Bank of America espera tasas quietas tanto en Europa como en EE.UU. en 2009 y arriesga que la Fed incluso podría llegar a subirlas, Goldman dice que las tasas podrían bajar en Europa y que seguramente lo harán en EE.UU.

Holger Schmieding, economista jefe para Europa del BofA

Antes de sumarse al Bank of America en 2002, Schmieding fue economista jefe para Europa Continental en Merrill Lynch. El analista aseguró a El Cronista que “el Banco Central Europeo se resiste a recortar las tasas a tan poco tiempo de haberlas incrementado”. “La inflación está por encima del nivel tolerado. Y lo que es peor, una rápida aceleración de la inflación de salarios sugiere que la eurozona necesita un desempleo más alto para poder bajar nuevamente los riesgos inflacionarios”. Es por eso que el experto considera que una baja de tasas es posible pero no probable. “Haría falta una recesión para llegar ahí”, apunta. “Con el precio del crudo y el euro cayendo, la eurozona probablemente registre un rebote en 2009 después del estancamiento actual”, agrega. En lo que se refiere a EE.UU., Schmieding tampoco cree que la Fed vaya a bajar el costo del dinero. De hecho, el economista arriesga que “si los problemas en el sector inmobiliario de EE.UU. ceden a comienzos del 2009 tal como esperamos, la Reserva Federal eventualmente subirá las tasas y así dará respaldo al dólar”. El pronóstico es de un dólar a 1,35 por euro de acá a un año.

Erik Nielsen, economista jefe para Europa de Goldman

Erik Nielsen trabaja en Goldman desde 1996 y es managing director desde 2002. Antes pasó como economista por el FMI y el Banco Mundial. El experto le dijo a El Cronista que no espera que haya cambios en las tasas en Europa este año. “Nuestro pronóstico central es que las tasas permanecerán sin cambios durante el año que viene también. Pero si el precio del petróleo no logra recuperar sus últimos máximos, tal como predicen nuestros analistas, entonces creo que Europa sí recortará las tasas a comienzos del 2009”, explicó. En Goldman, esperan que la economía de la eurozona empiece a registrar una tasa de crecimiento positivo muy moderada ya en el tercer trimestre, pero explican que no será hasta el 2009 cuando podremos hablar de una recuperación, todavía gradual. En cuanto a la política monetaria en EE.UU., Nielsen cree que Bernanke se verá obligado a recortar las tasas el año que viene. Y que en todo caso, si Europa también tiene que hacerlo, las bajas serán más agresivas en EE.UU. que en la eurozona. Por eso que Nielsen asegura que “la era del supereuro quedó atrás”.

Por Laura García.

Temas en esta nota

    Cargando...