Uruguay planifica para no depender del gas argentino

Prepara el plan energético 2008-2030.

08deSeptiembrede2008a las08:05

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, prepara un plan de política energética para el período 2008-2030, que le permita superar las complicaciones que ha tenido con la importación de gas de la Argentina y convocará a líderes políticos de la oposición para concertar un respaldo multipartidario.

Vázquez tiene en estudio un amplio informe con alternativas elaboradas por el Ministerio de Industria y Energía, que en los próximos días considerará con su equipo de gobierno en el Consejo de Ministros.

"El país apostó al gas importado de la Argentina y los resultados están a la vista; no hubo garantías para mantener esa fuente de energía y los gasoductos quedaron ahí como expresión del problema de la dependencia; tenemos que trabajar en coordinación con los países de la región, pero romper ese esquema que fue claramente inconveniente", dijo a LA NACION un alto funcionario de gobierno del entorno de Vázquez.

El propio presidente, durante su reciente visita a Corea, hizo un planteo fuerte a la sociedad uruguaya. "Una planta nuclear nos dará soberanía porque, si usted depende de la energía que viene de otros países, en algún momento ellos la van a consumir y no se la venderán, y usted quedará atado de pies y manos", dijo Vázquez al diario Ultimas Noticias.

En los últimos días, en medio de mejoras en la producción de las represas sobre el río Uruguay, el gobierno dispuso el cese de las restricciones del uso de energía, como la iluminación controlada en los edificios y los comercios. El Plan de Ahorro Energético se había implementado en otoño, primero, para el sector público, y luego, para el sector privado.

Lo novedoso ha sido la generación de energía que hace Botnia en su planta de celulosa, a lo que se espera que se sume la española Ence, con una mayor producción que la que hace la compañía finlandesa.

El presidente Vázquez aprovechó su gira por Israel, Suiza y Corea para anunciar que Uruguay deberá encarar un proyecto de energía nuclear y que en los países visitados tuvo ofertas para desarrollar una planta de esas características. Una ley de 1997 sobre mercado eléctrico incluyó un artículo que prohibió expresamente el uso de energía nuclear.

El ministro de Energía uruguayo, Daniel Martínez, dijo que no se necesita una ley que derogue ese artículo porque el plan abarca más que la planta y se necesitará redactar una reforma integral de las leyes del sector.

La discusión formal se acerca, pero ya se percibe una voluntad política coincidente en los partidos tradicionales, Nacional y Colorado.

Plantas y buques
Los funcionarios consultados dijeron que ésta es una solución de largo plazo, pero que el plan a 2030 tiene medidas para que puedan dar resultados desde 2010, como la introducción de "energías renovables con dos pequeñas granjas piloto de energía solar".

Una decisión importante es la instalación de "una planta regasificadora de GNL" que "asegure abastecimiento e independencia del contexto regional". En los informes que considerarán Vázquez y sus ministros, también se incluye la posibilidad de obras en la bahía para recibir un barco regasificador y en otro capítulo se destaca la necesidad de "impulsar el uso de energéticos no renovables autóctonos", con "campañas prospectivas de petróleo, gas y uranio" y "explotación piloto de esquistos bituminosos".

También se recomienda "asociarse con empresas petroleras para la explotación de crudo en otros países", una "conversión profunda en la refinería" de la petrolera estatal Ancap y una "planta de desulfurización".

Finalmente, se plantea la necesidad de "nuevas alternativas para el largo plazo" con "energía nuclear, carbón y forestación energética", un seguimiento de alternativas tecnológicas en desarrollo hidrógeno, biocombustible

Temas en esta nota

    Cargando...