Advierten que la liquidación de vientres es una muestra de la desinversión en el sector ganadero argentino

Referentes del sector cárnico aseguraron que el desarme de los rodeos de cría y la liquidación de tambos podría llevar al fin de la producción nacional. "Cualquier actividad es más rentable que la ganadería", dijo el consignatario Juan José Barberis.

Por
08deSeptiembrede2008a las17:27

Referentes del sector cárnico nacional advirtieron hoy que los datos de liquidación de vientres es una muestra del alto nivel de desinversión presente en el sector ganadero argentino.

“La actividad ganadera se está corriendo cada vez más a zonas extrapampeanas perdiendo tecnificación e inversión sin ninguna perspectivas de negocio”, dijo a Infocampo Germán Manzano titular de la Unión de Industria Cárnica Argentina (Unica).

“Hoy a un productor no le conviene mantener las vacas como parte de su stock, sino enviarlas a los feedlots para recibir compensaciones y equilibrar algunos costos de producción”, agregó Manzano.

En este sentido, Manzano proyectó que al invertir menos se van a comercializar animales de menor calidad  impactando seriamente sobre el estado corporal al momento de la preñez, la caída de los destetes y el freno a la reposición.

En julio de 2008 se faenaron 338.565 vacas, una cifra 16,3% superior a la del mismo mes de 2007 y la más elevada desde que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) comenzó a relevar en 2001 datos de faena a nivel nacional.

En tanto, el consignatario Juan José Barberis adjudicó la liquidación de vientres a la  ausencia de rentabilidad en el sector ganadero argentino (producto de la falta de políticas sustentables).

“Cualquier actividad es más rentable que producir carne en este país”, indicó Barberis, para luego mencionar que “hay una notable falta de señales claras de aliento a la ganadería por parte del gobierno nacional”.

En los primeros siete meses de 2008, según datos difundidos el viernes pasado por la  Oncca, la faena de vacas fue de 1,688 millones de cabezas, una cifra 5,4% superior a la del mismo período de 2007.

“Las autoridades de la Oncca son los primeros en desinformar al decir que aumentó la producción de carne: ellos son los primeros responsables de una situación que deparará el final de la producción”, sostuvo Angel Girardi presidente de la Asociación de Productores de Carne Bovina Argentina (APROCABOA).

“El único plan posible y viable es respetar el normal funcionamiento de los mercados”, concluyó.

Temas en esta nota

    Cargando...