Las restricciones internas de carne provocan subas en precios mundiales

Si el país normaliza sus ventas al exterior "contribuiría a aliviar el fuerte desabastecimiento que soportan varios mercados", aseguró el economista Ignacio Iriarte.

Por
09deSeptiembrede2008a las07:20

Las restricciones internas que impiden ampliar las exportaciones de carnes argentinas se están traduciendo en "subas sostenidas" en los precios internacionales del producto, que se reducirían si se abre el flujo exportador.
Así lo consideró el economista Ignacio Iriarte, quien agregó que si el país normaliza sus ventas al exterior "contribuiría a aliviar el fuerte desabastecimiento que soportan varios mercados".

Vale recordar que en el último año, el recorte en la oferta de carne vacuna generó una suba importante en el precio internacional del rubro. Iriarte precisó que en julio último, las ventas de carne vacuna a mercados externos se ubicaron "debajo de las expectativas".

El analista del mercado de ganados y carnes se mostró "sorprendido" por esa merma exportadora, ya que ese mes, el mercado estuvo sobreabastecido por la oferta de "más de 1,3 millón de cabezas", así como que las reses y cortes "ya se habían guardado en cámaras lista para embarcar un volumen interesante de carne".

Iriarte formuló esos conceptos durante una jornada técnica en la cual también explicó que, aunque para agosto -aún no hay cifras oficiales-, se espera un volumen de embarques más alto, bajo el actual sistema (75 por ciento de encaje), "la mayoría de las empresas consultadas estiman que exportarán 30/35 por ciento menos que hasta marzo", cuando regía el cupo de 40 mil toneladas mensuales.

El analista coincidió con referentes de la Cámara de Consignatarios de Hacienda del País, respecto de declaraciones que formularon, acerca de que "hay mucha carne en cámara (congelada en su mayoría), menudencias stockeadas y una insoportable incertidumbre frente al sistema de otorgamiento de Roe rojos".

Asimismo, fuentes calificadas del negocio de ganados y carnes confiaron a esta agencia que, en la actualidad, "cada vez son más los operadores" que venden al exterior (cortes no Hilton), con destino a plazas como Israel, Rusia y Unión Europea), así como que lo hacen a "precios récords, para compensar o subsidiar las pérdidas derivadas de vender al mercado interno a precios políticos".

En la misma línea, Iriarte recordó que si bien Brasil no volvería al mercado europeo hasta el año próximo,"se sabe que es probable que este nivel de precios FOB ceda algo en algún momento, en especial por la creciente fortaleza del dólar". Agregó que debería presentarse ese escenario por el hecho de que, "en la medida que Argentina normalice sus ventas al exterior, contribuiría a aliviar el fuerte desabastecimiento que se nota en varios mercados y que también es causa de la notable suba del precio internacional de la carne en los últimos meses".

Acotó que el denominado "recupero bruto" (por cueros y grasas), cayó "más del 20 por ciento en los últimos meses", así como que en el circuito ganadero "se prevé, para el último trimestre de este año, una marcada escasez de novillos pesados".

Temas en esta nota

    Cargando...