Eliminan el dólar del comercio bilateral

Cristina dijo que el acuerdo, de aplicación optativa, es "un símbolo cultural"; pidió acelerar el acceso de Venezuela al Mercosur.

09deSeptiembrede2008a las07:36

Aunque no se explayó demasiado en las bondades económicas del principal acuerdo que lograron ayer su gobierno y el de Luiz Inacio Lula da Silva, la presidenta Cristina Kirchner eligió considerar la eliminación del dólar para las operaciones comerciales entre ambos países como un "símbolo cultural". Y de paso por esta ciudad, aprovechó para insistirle a su par brasileño en que Venezuela se incorpore finalmente al Mercosur.

"Es un símbolo muy fuerte dejar el dólar de lado", consideró la jefa del Estado sobre el final de un largo discurso que dio antes de almorzar con Lula y las comitivas en uno de los inmensos salones de Itamaraty, la cancillería local. "No es sólo una cuestión económica, sino profundamente cultural", agregó la Presidenta, y levantó la copa para brindar.

Después de arduas negociaciones, ambos gobiernos acordaron utilizar el peso y el real para las transacciones entre los dos países, medida que se pondrá en marcha, en forma optativa, el próximo 3 de octubre, cuando viaje a Buenos Aires el presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles. El acuerdo incluye la creación de un fondo común de US$ 120 millones que dispondrán los bancos centrales para compensar la diferencia cambiaria que resulte de las operaciones en pesos y reales.

Pero quien le dio más aire a la medida fue Lula, que la consideró "el paso inicial para una futura integración monetaria".

Las palabras de la Presidenta fueron toda una señal hacia el resto del mundo. No sólo por considerar "simbólica" la eliminación del dólar entre ambas economías, sino también porque le pidió a su par brasileño que acelerara el proceso de ingreso de Venezuela en el Mercosur.

Ese fue uno de los principales temas de la reunión que ambos presidentes mantuvieron en privado, en el vidriado Palacio del Planalto, donde funciona el gobierno brasileño, según confiaron a LA NACION fuentes oficiales.

Con ese encuentro comenzó la visita de Estado que la Presidenta realizó a esta ciudad. Lula anunció en su discurso que esperaba finalizar pronto con el proceso de ingreso del país que gobierna Hugo Chávez al bloque regional.

Apoyo a Chávez
Antes de regresar a Buenos Aires, Cristina Kirchner destacó ante los medios el compromiso de su par para la incorporación de Venezuela. Es que si bien los países miembros ya dieron su aval hace tiempo, el Congreso brasileño se resistió largamente y aún falta la decisión de una de las cámaras.

"Hablé con Lula de Venezuela y de la necesidad de su pronta incorporación al Mercosur para cerrar la ecuación energética y fundamentalmente, la integración territorial donde Venezuela tiene un rol más que importante", consideró Cristina frente a los micrófonos de Telesur, el canal chavista.

En rigor, la Presidenta sólo paró a hablar con los medios cuando vio que estaba esa señal. "¿De dónde sos? ¡Ah! ¿De Telesur? ¡Ah, muy bien! Hablemos", dijo entusiasmada, y repitió casi completamente su discurso de hacía dos horas. Ante las preguntas, apeló al "gracias" y se subió al auto que la trasladaba al aeropuerto local.

La frase del discurso suyo que más la entusiasmó, y repitió dos veces, fue considerar que la Argentina es "el hijo pródigo que volvió a América del Sur".

Más allá de su campaña por Venezuela, la visita de la Presidenta dejó un único anuncio concreto en el camino de la integración, que es el uso de las respectivas monedas locales para el comercio bilateral. El acuerdo firmado ayer implica que, a partir de octubre, las operaciones comerciales entre ambos países ya no se harán en dólares, lo que abre mercados para las pequeñas y medianas empresas porque reduce los costos financieros y cambiarios en cerca de un 5%. Será

Temas en esta nota

    Cargando...