La inflación podría afectar al sector automotriz a largo plazo

Lo aseguraron los titulares de las empresas Toyota, General Motor y Ford que, por otro lado, destacaron que se vive un buen momento de productividad.

Por
10deSeptiembrede2008a las13:08

El sector automotriz atraviesa por un momento favorable de productividad y  rentabilidad pero los principales líderes de empresas como Toyota, General Motor y Ford reconocen que el mayor desafío para 2009 es mantener y mejorar la competitividad en el mundo, situación que se podría ver afectada por la inestable situación inflacionaria del país.

El presidente de Ford Argentina, Enrique Alemañy, destacó que “el sector está pasando por un buen momento, proyectamos ventas en la Argentina de las de 600 mil unidades, y en cuanto a producción esperamos superar esa cantidad”. Por otro lado,  Alemañy proyecta: “Apuntamos a sumar nuevos modelos, estamos trabajando fuerte para mantener el mercado de producción”.

El titular de la automotriz dijo que “el nivel actual de rentabilidad es razonable” y que “lo importante es lograr en este punto frenar la tendencia en la suba de los costos”.

“Se especula que Latinoamérica seguirá creciendo, y en base a eso se puede hacer una proyección de inversión a largo plazo”, destacó Alemañy en “El Encuentro de los Líderes” que desde las 9, se desarrolla en La Rural.

Con respecto a como puede llegar a afectar a futuro la inflación en el sector automotor, el presidente de Ford reconoció que “es difícil predecirlo”.

La empresa Ford acaba de salir al mercado con el nuevo Ford Focus para el que Alemañy detalló, “invertimos 60 millones de pesos”. “Este año logramos alcanzar las 100 mil unidades de producción, y con miras a que crezca el año que viene".

Por su parte, el presidente de Toyota Argentina, Aníbal Borderes dijo que “luego de la devaluación, la empresa dio un salto importante que mantenemos hasta la actualidad pero ahora el gran desafío es sostener la competitividad”.

“A futuro todo esta pensado en base a la exportación. Los números empiezan a dar cuando uno de extiende más allá de la frontera”, explicó Borderes.

Por otro lado, el representante de Toyota reconoció que “la inflación actual, en un período prolongado podría afectar nuestra capacidad de exportación”.

Con respecto a los niveles salariales, destacó “que si bien deberían ser óptimos también deben tener concordancia con el nivel de eficiencia de los trabajadores”.

Por último, el presidente de General Motors Argentina, Edgar Lourençon, hizo hincapié en que “el año pasado fue un momento histórico en la industria, y después de la crisis de 2001 las empresas que sobrevivieron gozan hoy de una situación muy sólida”.

Lourençon reconoció, coincidiendo con los otros dos empresarios, que “la preocupación hoy es nuestra capacidad de competitividad. Hace unos años atrás estábamos mejor ubicados, hoy la situación es un tanto diferente, por lo que debemos reparar puntualmente en dar mas confianza a las casa matrices, ese es nuestro principal desafío”.

“En estos últimos años hemos invertido mucho en capacitación, lo que fue de suma importancia para nuestro desarrollo positivo”.

Con respecto a la inflación, Lourençon comentó que “no es buena para el mercado, principalmente desde el punto de vista del impacto negativo que produce en la gente”.

“Argentina tiene una particular característica exportadora. Más de la mitad de lo que producimos lo exportamos, por eso es importante mantener alta la competitividad en el mercado mundial”, remató el presidente de General Motors.
Desde las 9, se desarrolla en la Rural “El Encuentro de los Líderes”, un evento en el que 23 destacados empresarios, industriales y banqueros expondrán la visión que tienen de sus compañías y sus respectivos sectores.

Temas en esta nota

    Cargando...